13 marzo 2013

Cincuenta sombras de Gregorio, Rossella Calabrò

Cincuenta sombras de Gregorio, Rossella Calabrò
Traducción: Mireia Carol Gres
Editorial: Planeta
123 páginas

Grey es apuesto, rico, misterioso y tiene un lado oscuro excitante. Toca el piano, regala coches y nos ofrece experiencias inolvidables. Entre las sábanas es el rey, es capaz de despertar nuestros deseos más íntimos.
Gregorio se pasea por casa enfundado en una camiseta vieja. Él también es el rey entre las sábanas. El problema es cuando las sacude. Es un negado para detectar nuestras preocupaciones o para satisfacer nuestros deseos más íntimos. Gregorio es nuestro compañero-marido-amante, el alegre hombre corriente, plagado de defectos, con quien nos encontramos cara a cara cuando dejamos de soñar despiertas con Grey.
De todos modos, admitámoslo: quizá sea menos encantador, pero es mucho más divertido, por lo menos por cincuenta razones, todas ellas presentes en este libro. Porque, si bien no es la persona más detallista y prefiere el último número del Marca a las grandes obras de literatura universal, sigue teniendo algo que le falta a Grey: nos conquista haciéndonos reír.
(Texto extraido de una de las solapas del libro)


Todo el mundo conoce a estas alturas la famosísima trilogía de E. L. James, Cincuenta sombras. Lo que a lo mejor no todos conocen es la parodia que se ha hecho de esta serie, que cuenta solo con un libro, muy finito, escrito por una tal Rosella Calabrò. Muchos podréis caer en el error de pensar que este libro es una reescritura cómica de la serie de James. Meeeeec. Esta es una guía en la que se van relatando lo que para la autora son las cincuenta sombras de Grey, los cincuenta elementos más importantes de este personaje ficticio, y comparándose con estos mismos elementos, pero de un hombre corriente y moliente, de Gregorio. Aquí Gregorio es la encarnación del sexo masculino, del hombre de verdad, el que está al otro lado de la cama, el que come frente a nosotras, el que cría a nuestros hijos, el que se tira pedos, eructa y aúlla. O, al menos, esa ha sido la intención de Calabrò.
¿Qué puedo pensar de Grey y qué pienso de Gregorio? Pues que ni uno, ni otro. Vale que Grey tiene su morbo, su encanto, su sex-appeal, pero a la pregunta "¿Te gustaría un Grey en tu vida?", mi respuesta sería un rotundo "no". ¿Y a la pregunta "¿Es Gregorio el hombre con el que compartes tu vida?", mi respuesta sigue siendo la misma. Vale que hay algunos aspectos que te pueden resultar familiares, pero, en líneas generales, Cincuenta sombras de Gregorio es una guía muy exagerada que ha cogido la idea de Christian Grey y le ha dado la vuelta, para así crear un hombre más semejante al real, pero que sigue cayendo en tópicos exacerbados. Los hombres no son como Grey, pero tampoco son como Gregorio.
A parte de esto, sí admito que me he reído mucho, más de lo que pensaba, pero también he hecho el gesto de levantamiento-de-ceja-al-más-puro-estilo-¿WTF?, por lo mismo que he comentado antes, porque hay cosas que no tienen cabida. La mejor parte de este librito es la primera, la que más me ha hecho reír y la que me ha hecho plantearme en varias ocasiones un "Ostras, ¡esto es verdad!". Me ha hecho especial gracia el capítulo -la sombra- de los amigotes, porque, ¡oh, Calabrò!, ahí has dado en el clavo.

Aunque os hayáis pasado los mejores años de vuestra vida educando a vuestro Gregorio, poniéndole el silenciador allí donde se le escapan los ruidos más lacerantes, o tratando de hacerle comprender qué diferencia hay entre la ironía sutil y la burda fanfarronería, cuando se encuentra entre los miembros de la manada se pierde inexorablemente. Mejor saberlo.

También me ha gustado el último párrafo, porque son las palabras más sabias que dice la autora en todo el libro, porque todo el mundo debería escucharlas o leerlas y porque yo voy a poner mi granito de arena para que así sea:

[...] No hay mejor regalo que el que nos hacemos nosotras solas, no hay protección más eficaz que la que nos procuramos nosotras mismas, y no hay mejor Gregorio que el que jamás trataremos de hacer que se parecezca a Mr. Grey.


El proceso de lectura de este libro es muy sencillo: te ries cuando te sientes identificado/a con lo que pone; levantas la ceja cuando lees una exageración nada acorde con la realidad; te gusta si te has reído; lo detestas si has levantado mucho las cejas. Yo me quedo a medias, porque hay partes que me han hecho reír y partes que no me han gustado tanto. Eso sí, me alegro, y mucho, de haber leído el libro.

22 comentarios:

  1. Tiene sus puntillos, ¿verdad?
    Es eso que dices, hay cosas que sí que se parecen a la realidad y otras que no xD
    Bueno, es entretenido jiji

    Besitos guapiiii

    ResponderEliminar
  2. Hice la reseña ayer, Natalia, y coincido totalmente contigo. Esa última frase es la mejor del libro. Pensaba que la obra, oportunista donde no las haya, me iba a hacer reír más, pero las carcajadas han sido muy poquitas. Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Yo lo reseño hoy también , bueno yo y otras tres blogueras más...jajaja, parece que nos pusimos de acuerdo... a mi no me llegó del todo...pasé un buen rato y nada mas

    ResponderEliminar
  4. Las reseñas que he leído sobre esta novela suelen ser muy tibias, ni fu ni fa. Yo de todos modos sí que tengo ganas de leerla...aunque no me haya leído la archiconocida "50 sombras de Grey". Gracias por la reseña. Besitos!

    ResponderEliminar
  5. No creo que me lea este libro y es que aunque, en cierto modo, sea una sátira de cincuenta sombras de Grey no me gusta nada el bombo que se le está dando a esta novela y el montón de novelas por el estilo que estan saliendo empujadas por su fama.

    Besos y gracias por tu reseña :)

    ResponderEliminar
  6. Le tengo ganas :) Parece bastante divertido ^^
    ¡Gracias por la reseña!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. A pesar de que me pareció divertido el título y la portada con esa corbata con mancha xD... Puedo pasar sin leerlo.

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  8. Yo me he reído con él más de lo que pensaba. Lo leí ayer de tirón y disfruté mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  9. A mi me ha parecido un libro entretenido y en ocasiones me he reído mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Tengo ganas de leer este libro!! Parece divertido!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. No me llama, aunque divertirdo parece, sin duda xD

    Tampoco he leído 50 sombras de Grey, así que no sé si pillaré el punto a esta parodia :P

    Bss ^^

    ResponderEliminar
  12. A la gente le está gustando bastante...de hecho tu reseña es de las más normales que he leído...
    No creo que me anime la verdad.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  13. No me llama nada este libro, la verdad.
    Un beso ^.^

    ResponderEliminar
  14. Yo tengo muchas ganas de leerlo. Creo que seré de las que se rían mucho.

    BESOTES

    ResponderEliminar
  15. No sé... a mi me sigue sin llamar, la verdad :S Aunque al menos es divertido :D

    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Mi próxima lectura, además es tan cortito que entran ganas de leerlo cuanto antes con las criticas que estoy leyendo por los blogs.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. No me llama, aunque parece divertido. Buena reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. No me llama, aunque parece divertido. Buena reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. Ayer parece que fue el día de Gregorio, tu, Laky, Cartafol y yo publicamos una reseña sobre este libro :) Besos

    ResponderEliminar
  20. Jajajaja me encanta!

    La cara B de la lectura erótica de cincuenta sombras. El eslogan debería ser:

    "SÍ, MI MARIDO ES UN GREGORIO GREY"

    ;-)

    ResponderEliminar
  21. La verdad es que no me llama.

    ¡¡Nos leemos!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!