21 febrero 2015

Una estrella en mi jardín. Entrevista a W. Davies

A estas alturas ya os habréis enterado de que pronto saldrá a la venta la nueva novela de W. Davies, las autoras de Recuerda que me quieres. Si no sabéis de qué os estoy hablando, ¡corred!, visitad el resto de paradas del blogtour de Una estrella en mi jardín, donde podréis encontrar información sobre la novela.

Lunes día 16: Alas de papel
Martes día 17: Divagando entre líneas
Miercoles día 18: Perdidas entre páginas
Jueves día 19: Bubbles of books
Viernes día 20: Butterfly Kisses
Sábado día 21: Arte literario

El tour termina aquí y lo hace con una entrevista a las autoras. Os recuerdo que son dos, Maisha, de Perdidas entre páginas, y Arsénico, de Divagando entre libros. ¿Queréis conocer un poco más a W. Davies?, ¿os apetece saber algo más personal de la novela? Pues acomodaos y seguid leyendo:

Entrevista a W. Davies

Vuestro primer libro fue un retelling de Peter Pan y esta vez habéis escogido rendir homenaje a Alicia en el País de las Maravillas, ¿cuál es vuestra historia con estas dos novelas (las originales)?

En realidad, no hay historia tras las historias, no hay nada más allá de la gratitud. Escribimos desde nuestro amor por la lectura, nos gusta agradecer a todo aquello que nos ha hecho ser quienes somos. Peter Pan y Alicia han visto crecer a millones de niños, nosotras solo somos un diminuto punto entre todos aquellos que se emocionaron creyendo o rieron imaginando.

Habéis elegido a uno de los personajes de Recuerda que me quieres para protagonizar Una estrella en mi jardín, ¿por qué Charlie?, ¿quién es en realidad Charlie?

Charlie no es nadie y es todos. Es un niño perdido, todos hemos estado perdidos alguna vez.
En Recuerda que me quieres mencionamos muchos libros y en uno de los capítulos juntamos a Charlie y a Alicia sin ninguna intención más allá que la de susurrar un pequeño “cree, porque si crees, todo es posible”. Y mientras lo leíamos, poco tiempo después, pensamos ¿por qué no? Siempre habíamos querido contar la historia de Alicia, pero su historia se nos resistía. Ha sido versionada en muchas novelas y es difícil contar algo que nadie haya contado ya sobre ella. Pero como siempre ocurre, una novela no está basada en una única idea, es algo más complejo, una suma de ideas que hacen que todo tenga sentido. Cuando a Alicia se le unió el miedo, Charlie y la fuerza de los quizás tuvimos nuestra historia.

Me ha dicho un pajarito que en este libro habrá ilustraciones, ¿cómo fue el proceso de darles forma a vuestros personajes?

Los que hayáis leído Recuerda que me quieres sabréis que Charlie era un dibujante excepcional y que él fue uno de los encargados de convertir una nave anodina en una isla donde el tiempo se mantiene encerrado dentro de una habitación de puertas de cristal.
Que Charlie se dedique a esto no es ninguna novedad. Sus dibujos vinieron a nosotras como lo hicieron los personajes o la propia historia. Charlie le regala a Alicia realidades de mentira para retar a sus quizás, para mantener acallado al miedo, si es que esto es posible.
Pero el mérito de las ilustraciones, de fotografiar palabras, se lo lleva Rafael Ucero, quien ha seguido la historia entre las sombras y ha sabido captar la esencia, la magia, que hay encerrada en cada palabra, trasladándola al papel.

Venga, mojaos: ¿Charlie o Peter? ¿Wendy o Alicia?

Peter y Alicia, sin dudar ni un mísero segundo. No es que queramos menos a Charlie y a Wendy. Es, simplemente, que Alicia y Peter son de esos personajes que se te meten en la piel, que se adhieren a ti y sabes que ya nunca podrás dejarlos atrás.

¿Habrá nuevas versiones de otros cuentos?, ¿os apetecería adaptar alguna otra novela?, ¿cuál?

Más que versiones lo llamaríamos homenajes, guiños. Nuestra idea siempre ha sido contar la historia de cada niño perdido, aunque de momento lo tenemos aparcado para dedicarnos completamente a una de las historias más especiales que escribiremos nunca y que también es un homenaje a otro de nuestros clásicos favoritos.
Todas las historias tienen sus tiempos, estábamos tan sumergidas en nuestro pequeño mundo de Maramás que necesitábamos salir y respirar.

¿Cómo es escribir a cuatro manos? No pregunto por cómo os organizáis ni cuántos capítulos escribe cada una, sino por las discusiones, los malentendidos, las situaciones en las que cada una quiere una cosa diferente. ¿Soléis llegar fácilmente a un acuerdo? Contadnos alguna anécdota divertida.

Podríamos estar horas y horas hablando sobre este tema y no acabaríamos. Lo cierto es que somos tan distintas que hasta el color de unas cortinas o si una ventana da o no al jardín puede tenernos absortas en una discusión sin fin durante horas. Siempre llegamos a un acuerdo, obviamente, pero después de pasar por lo que solemos denominar discusiones de besugas.

Para finalizar, ¿qué podéis adelantarnos de Una estrella en mi jardín? ¿Nos encontraremos de nuevo con Peter y Wendy?, ¿y con el resto de niños perdidos? Contadnos algo de Alicia.

La novela está ambientada entre los actos IV y V de Recuerda que me quieres (los que hayáis leído la novela sabréis exactamente en qué período de tiempo se desarrolla la historia).
No queremos adelantar mucho, pero sí, como buen niño perdido que es Charlie sobra decir que sí, que volveremos a encontrarnos de nuevo con el resto de sus amigos, con Wendy e incluso con la pequeña Tink, además de contar con alguna que otra sorpresita por el camino. Nunca Jamás y el País de las Maravillas se conectan en esta historia, entremezclándose, hilándose. El resultado es el País de Maramás, que es un país que no es país y que está habitado por una niña que no es una niña y un cerdo que no es un cerdo. Para saber más, solo debéis atravesar la madriguera del conejo.
Respecto a Alicia, puede parecer que el tema principal de la novela, la idea base a la que se adhieren todas las demás, es ella misma y la verdad es que no es así. Lo importante de esta historia ni siquiera es un personaje —o, al menos, no uno corpóreo—. Queríamos experimentar con el miedo, con ese miedo irracional que no entiende de explicaciones y que es capaz de paralizarte. Como un pensamiento puede conquistarte e incluso tomar el control de tu cuerpo, de tu vida.
Siempre hemos pensado que escribir es un gran quizá que a veces nos cura, en otras ocasiones nos permite preguntarnos algo tan sencillo como un porqué pero que siempre nos deja un poco más vacías. En Una estrella en mi jardín hemos dejado muchas cosas, algunas nos pertenecían, otras no, pero de cualquier forma esperamos que las encuentre quien las necesite.
Así que lo que os podemos contar de Alicia es que encierra tantas cosas en su interior que será mejor que las descubráis por vosotros mismos.


Para terminar, os recuerdo que si habéis seguido todas las paradas del blogtour (y todavía podéis hacerlo), podéis entrar en el sorteo de un ejemplar del libro junto a las postales que la editorial imprimirá de la novela. Para entrar en el sorteo, tenéis que juntar todos los trocitos de la cubierta de la novela y compartir la imagen unida en vuestro facebook etiquetando a Ediciones Kiwi [clic aquí para entrar en el facebook de la editorial].
Este es el trozo de cubierta que os falta: 


4 comentarios:

  1. Muy buena entrevista ^^

    Por fin tenemos la portada al completo me encanta =)

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Bieeen! Ya tengo toda la portada al completo, me falta unir este trozo y al concurso, a ver si hay suerte :D
    Muy buena entrevista.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Por fin completa jiji
    un beso

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!