Busca en Arte Literario

Cargando...

17 septiembre, 2014

Duelo de cubiertas: Un monstruo viene a verme

¡Buenos días! Hoy protagoniza el duelo de cubiertas una novela muy especial que me encantó y que, además, es la recomendación de este mes. Se trata de Un monstruo viene a verme, de Patrick Ness y, en lugar de poner la cubierta original y la española (que es la misma en el caso de la edición de Debolsillo), os voy a poner la cubierta de las dos ediciones que se han publicado en España.


La primera es la cubierta de la edición de Debolsillo y la segunda, la de Nube de tinta, que salió a la venta este año. Yo tengo la primera, porque la edición es una pasada y porque está ilustrada (creo que la segunda no lo está). ¿Qué os parecen? La primera es más tenebrosa, más oscura; la segunda, tiene más luz, es más alegre. A mí no me disgusta la segunda, pero la primera me parece una pasada. La ilustración de la cubierta es igual a las que nos vamos a encontrar en el interior del libro y me parece que refleja muy bien el tono de la historia, pues esta es una novela triste, oscura, cruel. No diría que es una cubierta bonita, pero sí llamativa y muy atractiva. A mí me gusta. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Cuál de las dos os gusta más?

16 septiembre, 2014

Cada oveja con su pareja: Cazadores de sombras

Hace ya bastante tiempo que se estrenó la adaptación cinematográfica del primer libro de Cazadores de sombras, pero yo no la he visto hasta hace unas semanas. Bastante influyó que la película tuvo unas críticas muy malas por parte de los fans de la saga. No obstante, sabía que acabaría viéndola, quizás con las espectativas bajas y al no ser una fanática total de esta historia, la cosa sería diferente para mí.

Cazadores de sombras: Ciudad de hueso


Podéis leer mi reseña de la novela clicando aquí

Esta sección contiene spoilers, así que ¡cuidado! Por otra parte, todo está redactado bajo mi punto de vista, que no tiene por qué ser el del resto del mundo.

Clary descubre que no es una simple mortal, sino que es hija de dos poderosos cazadores de sombras, unos descendientes de ángeles que se dedican a mantener el mundo a salvo de demonios. Pero, cuando conoce esto, se entera además de que a su madre se la han llevado. Clary tiene que tratar de recuperar sus recuerdos, reprimidos por un hechizo, y encontrar una extraña copa que buscan los malos. Pero no estará sola, Simon, Alex, Isabelle y, sobre todo, Jace la protegerán y ayudarán en todo lo que puedan.

Las malísimas críticas me atemorizaban, los fans de la saga han dilapidado esta película, la han machacado y han sido muy malos con sus actores. Yo ya lo sabía, así que, cuando la vi, decidí hacerlo libre de prejuicios y con las expectativas a raya. También tengo que decir que a mí el libro no es que me encantara, me gustó, sí, pero esperaba sentir esa conexión especial que ha sentido la mayoría de los lectores. Y no. Quizás por esto, la película no me ha resultado para nada tediosa. Quizás por esto, hasta la he podido disfrutar.

Empezaré reconociendo que para nada es un peliculón. No hace justicia al libro. Es una peli más bien mala, pero, ¿acaso no se puede disfrutar incluso con estas? El caso es que a mí me entretuvo y me ayudó a recordar una historia que leí hace ya cuatro años y que tenía muy olvidada. Me gustó recordar a Clary y Jace, me gustó volver a conocer a Simon y me gustó seguir las aventuras de estos cazadores de sombras. Sí, los diálogos son mejorables, hay escenas que *buuuuf* y sueltan algún que otro spoiler por ahí (¿perdona? Me pones una historia en la que una de las mayores incógnitas es lo de que Clary y Jace son hermanos y vas y en la película sueltas un "miénteles y diles que son hermanos"? No, no y no). Pero yo la puse porque estaba aburridísima y solo quería relajarme viendo algo entretenido, porque tenía otras opciones y me decanté por esta porque quería algo juvenil. Así que, bueno, no me parece la bomba, pero tampoco diría que es nefasta. Es, simplemente, entretenida.

En cuanto a los actores, diré lo que universalmente ha dicho todo el mundo: ese no es Jace. No. No es solo que no lo sea físicamente, es que no tiene su esencia. Por supuesto, el doblaje influirá mucho, habría que oír las voces reales, pero no me gustan sus reacciones, no me gustan sus miradas y no creo que tenga nada de química con la protagonista. De ella tampoco sé muy bien qué pensar. No conocía a la actriz hasta hace unas semanas que vi una película en la que me encantó ella, así que no tengo pegas, porque la chica me gusta. Cuando vi a Alec, me hizo gracia el actor, porque es el que protagonizaba Sangre y acero y la verdad es que son papeles muy, muy distintos. Isabelle no me disgusta, pero la veo muy poco despampanante. Quizás el que más me gusta es Simon. Sí, Simon me gusta. 

No quiero terminar esta entrada sin hablar de algunas escenas que he echado muy en falta en la película. Como ya he dicho, hace mucho que leí el libro, por lo que mis recuerdos son difusos. Pero hay algo que sí que recuerdo bien porque es una de las citas más características de la serie, eso de "Cazadores de sombras. Les sienta mejor el negro que a las viudas de nuestros enemigos desde 1234". Me hubiera gustado que hubiera aparecido esa escena. También eché en falta a Raphael, el vampiro que va a avisarles de lo que le ha pasado a Simon. 

Por lo demás, no tengo mucho más que decir. Repito, la película no es una maravilla, es más bien malilla, pero a mí me ha entretenido y lo cierto es que me ha dado ganas de seguir la saga (me quedé en el tercer libro porque me gustó ese final y no consideré necesario continuarla).  

15 septiembre, 2014

El juramento de Isabel, C. W. Gortner

El juramento de Isabel, C. W. Gortner
Traductora: Ester Molina
Editorial: Bóveda
582 páginas

Isabel de Castilla fue la reina guerrera que culminó la Reconquista y favoreció el viaje a Cristóbal Colón a América, pero poco sabemos de sus primeros años, del aislamiento de su infancia junto a una madre mentalmente inestable, o de cómo desde muy joven se vio obligada a vivir en la corte de su hermanastro, donde los nobles se disputaban el favor del excéntrico rey mientras su envidiosa esposa planeaba destruir a todos sus rivales, entre ellos Isabel y su hermano menor, Alfonso.
Isabel será retenida contra su voluntad, sospechosa de traición durante una revuelta contra el rey, y su decisión de casarse con Fernando de Aragón -del que queda prendada nada más conocerlo, alumbrando una historia de amor que durará toda su vida- conmociona a buena parte de la nobleza castellana. Estos hechos serán determinantes para que emerja como la nueva heredera de Castilla, embarcándose en una cruenta lucha por un trono que nunca antes había deseado.
(Texto extraído de la contracubierta del libro)


Hace demasiado tiempo que empecé este libro y no es que haya tardado tanto en leerlo porque no me gustara, al contrario; creo que para una persona a la que nunca le ha gustado la historia ni la novela histórica, el mejor modo de leer un libro de este género es hacerlo poco a poco y sin prisas.

Aunque siempre he dicho que leo de muchos géneros y que no me gusta centrarme solo en uno durante mucho tiempo, también he comentado que hay tres en concreto que, a priori, no me gustan demasiado: la novela de terror, la ciencia ficción y la histórica. No obstante, considero que hay novelas muy, muy buenas dentro de estos géneros y que a mí, que no me suelen entusiasmar, me han encantado. Hyde en terror, la trilogía Across the universe en ciencia ficción, Rosetta en histórica... El juramento de Isabel es una de esas delicias que te encuentras cuando lees algo que piensas que no te va a gustar demasiado, que se va a hacer pesado o que no está hecho para ti. Quise leer este libro porque la reina Isabel de Castilla me gusta o, más concretamente, me gusta la serie que televisión española ha hecho de su historia. Isabel es una de las mejores series españolas que he visto (y aún me queda por ver, pues está emitiéndose ahora  la tercera y última temporada) y, viendo esta serie, me he sentido muy atraída por la historia de esta mujer, por la historia de esta chiquilla que luchó por su derecho a la corona. Ciertamente, Isabel hizo cosas muy buenas y otras que no lo fueron en absoluto, pero no estoy aquí para juzgar eso, sino para hablar de la novela, de El juramento de Isabel.

No estoy segura de si el hecho de que la novela haya salido cuando la serie está teniendo tanto éxito es positivo o no lo es (salió cuando aún se emitía la segunda temporada). A ver, claro que es positivo, porque hay mucha gente que gracias a la serie se ha interesado por el libro, porque ahora Isabel está de moda. No obstante, no creo que fuera esa la intención del autor y, claro, al ser un libro totalmente ajeno a la serie (hay libros de la serie), los hechos no son exactamente los mismos. Sí, toda la historia de Isabel, lo más importante, es igual, por supuesto, pero hay muchísimas diferencias. Ese ha sido el mayor inconveniente que he tenido con este libro, que al tener la serie muy reciente no podía otra cosa que comparar y decir: "pero si esto no es así, pero si este se llama de otra forma, pero si hicieron esto y no lo otro..." Por eso dejé reposar el libro, por eso lo he ido cogiendo poco a poco, para olvidarme un poco de los detalles y disfrutar de la historia de Gortner.

Es curioso leer una novela sobre una reina histórica narrada por ella misma. Antes de empezarla me causaba esto muchísima curiosidad, ¿cómo se expresaría Isabel?, ¿cómo se le daría al autor tener a la protagonista como narradora? La verdad es que a este respecto no tengo ningún inconveniente, pues la historia fluye muy bien, el vocabulario es muy adecuado y en ningún momento me pareció algo extraño, que sí curioso. Por otra parte, tengo que decir que, aunque la histórica no sea mi género preferido, este libro me ha gustado mucho. Claro que influye que esta reina me suscite tanto interés, pero también es mérito del autor, que ha conseguido novelizar a la perfección un trocito de nuestra historia sin que resulte pesado y sin que parezca un manual de instituto. Desde luego, ya sé de un autor que sí que me ayuda a leer novelas de este género y de personajes tan importantes que forman parte de nuestro pasado. Me quedo con las ganas de leer La última reina, libro protagonizado por Juana la loca, la hija de Isabel, y, aunque seguramente acabe cayendo en sus redes, esperaré.


Estoy sumamente satisfecha con la lectura de esta novela por varias razones: porque no soy una gran amante del género y este libro me ha encantado; porque gracias a él he aprendido un poco más de nuestra historia; y porque, literariamente hablando, me ha gustado mucho.