28 mayo 2015

IMM: breve y claro

¡Buenos días! El IMM de hoy va a ser más breve que los anteriores, y es que no quería que se acumulara mucha novela para no saturar. ¿Queréis ver qué es lo último que ha llegado a mis estanterías?

En primer lugar, os muestro estas dos lecturas que me llegaron de parte de la editorial Gran Travesía. Se trata de El lado falso, un relato que se sitúa justo antes de El lado oscuro y que ya está reseñado en el blog [reseña]. La otra novela es El mundo del mañana, que es la segunda parte de Ángeles caídos, libro que me gustó bastante. La tercera imagen corresponde a un caprichito que me di. No es un libro, es la cuarta temporada de Downton Abbey en DVD, mi serie favorita por el momento. He visto que ya ha salido a la venta la quinta, así que pronto me haré con ella también (solo me falta por ver el capítulo de Navidad).


Este paquetito me llegó de parte de Melanie Rostock y se trata de una tarjeta para poder descargar su novela, Bittersweet, que ya está en mi kindle y que ya estoy leyendo.


Por último os quería enseñar este libro a pesar de que me parece que no se puede adquirir fácilmente. Se titula Cien palabras, y es un libro de microrelatos que ha editado la Escuela de idiomas de mi ciudad. Las historias las han escrito profesores y alumnos de la escuela y están en cuatro idiomas: inglés, francés, alemán y español (aunque todas tienen su traducción al español). He leído algunas y son muy buenas.


Esto es todo por el IMM de hoy que, como ya os he avisado, es bastante cortito. Pronto os iré contando qué tal están estos libros. ¿Hay alguno que os llame la atención o que queráis leer?

27 mayo 2015

Elixir, Jennifer L. Armentrout


Elixir, Jennifer L. Armentrout
Editorial: Kiwi
Versión kindle
Tiene spoilers de los libros anteriores

Aiden St. Delphi hará cualquier cosa por salvar a Álex. Incluso si eso significa hacer la única cosa de la que nunca será capaz de perdonarse. Incluso si significa ir a la guerra contra los dioses.
(Texto extraído de la ficha del libro en la web de la editorial)


La saga Covenant es, por el momento, mi saga favorita de Jennifer L. Armentrout (de tres que he leído/estoy leyendo) y Alex es mi protagonista femenina preferida por excelencia de la autora. El único inconveniente de estos libros es que tardan mucho en salir y entre uno y otro pasa tanto tiempo que se pierde un poco la chispa. Acabé Deidad mordiéndome las uñas, pero eso fue hace un año y cinco meses, tiempo suficiente como para olvidarme de los detalles y de las sensaciones. No obstante, cuando salió Apollyon me puse muy contenta y, aunque hace ya un tiempo de eso, sigo con la emoción de leer el libro, emoción que ha crecido gracias a Elixir, la historia corta que hay entre el tercer y el cuarto libro de la serie.

Esta es una historia breve que se sitúa justo después de Deidad. Alex ha despertado y está conectada a Seth; ha perdido su personalidad y ahora solo piensa en reunirse con el Primero de los Apollyons para iniciar una guerra. Aiden es el encargado de narrar esta historia y por sus palabras descubrimos a un chico atormentado al ver que su novia ya no es la chica de la que se enamoró. Alex ya no es Alex y a Aiden le cuesta aceptarlo, aunque no se rendirá con ella y hará lo imposible por recuperarla. 

Me ha encantado Elixir y me ha encantado descubrir a Aiden, que sea él quien nos cuente la historia, quien nos confiese la magnitud de lo que siente por la chica. Es una historia muy breve que se lee muy rápido y que tiene el mismo encanto que los libros anteriores. No sé en qué parte comenzará Apollyon, si se contará lo mismo que en Elixir pero narrado por ella, pero me parece que este relato aporta algo a la historia, aunque solo sea por conocer mejor a Aiden.


Elixir me ha recordado por qué me gusta tanto esta saga y por qué tengo tantas ganas de leer Apollyon. Esta historia breve está narrada por Aiden, a quien podremos conocer mejor y por quien sentiremos una ternura infinita. Armentrout no deja de encantarme.

♬ Reseña de Puro ♬

26 mayo 2015

Cada oveja con su pareja: Cincuenta sombras de Grey

Muy polémico ha sido el bombazo que ha dado esta historia. Cincuenta sombras de Grey es odiada y amada, criticada y defendida, pero lo cierto es que, malo o bueno, el libro ha enganchado a millones de personas que no leen de forma habitual y ha puesto de moda un género que siempre ha estado ahí pero que ha pasado más bien desapercibido y ha sido considerado más bien tabú. No tenía ninguna prisa por ver la película, pero quería verla. 

Cincuenta sombras de Grey



 Podéis leer mi reseña del libro aquí.

Esta sección está llena de spoilers, así que ¡cuidado! Por otra parte, todo está redactado bajo mi punto de vista, que no tiene por qué ser el del resto del mundo.

Tengo una opinión bastante clara en lo que respecta a esta historia, al boom, a la polémica sobre el tema y todos lo que se ha armado en torno al género en sí. No obstante, nunca he querido involucrarme porque sé que en estos casos es una guerra perdida; a la gente le gusta mucho criticar algo cuando se vende bien y a los fanáticos defensores les gusta sacar las garras. Hoy no me queda otra que ser sincera y dar mi opinión.

Leí el libro hace casi tres años, nada más salir a la venta, y no me avergüenza decir que me gustó. Soy y fui muy consciente de sus defectos, pero también supe ver sus virtudes: se leía muy bien, enganchaba y la historia era diferente. Yo nunca había leído una novela erótica, por lo que Cincuenta sombras para mí era novedoso. Otra cosa es que ahora esté un poco cansada del género y haya decidido dejar de leerlo, pero por aquel entonces caí en las redes del márketing de la novela. La calidad literaria no era excelente, me pareció un libro (y sobre todo los posteriores) largo y repetitivo hasta decir basta, me exasperó la actitud de los protagonistas y esa relación poco sana que tenían, pero me entretuvo y, en el fondo, la historia de amor me gustó, con sus más y sus menos. En cuanto al tema de la violencia de género, del respeto a la mujer, etc... me parece absurdo. Cincuenta sombras habla de una práctica que es una realidad, que está extendida y que a mucha gente gusta. No considero maltrato ni falta de respeto en este contexto si a la mujer le gusta que se lo hagan (o al hombre, ya que también el hombre puede ser sumiso), y me parece tan absurdo que la gente se ensarce en este tipo de discusiones porque sí... en fin.

Dicho todo esto, diré que la película no me ha gustado. El libro sí lo hizo, pero la película me parece aburrida hasta decir basta y sosa. Aburrida porque se hace pesada, porque no tiene ninguna escena que luzca, porque los protagonistas no tienen alma, porque estás viéndola y esperando a que acabe. Lo de sosa no lo digo por el otro tema controvertido en el que se juzga que no aparezcan escenas explícitas. A Dios gracias por ello, porque no me apetece nada ponerme a ver una película con sexo duro. Me parece que queda más elegante como lo han hecho, poniendo lo justo, motrando escenas en las que en realidad no se ve nada pero que deja que la imaginación vuele. No es lo mismo un libro que una película, y no produce el mismo efecto. Me parece sosa porque los protagonistas, en mi opinión, no tienen chispa, porque las interacciones son muy irreales. Es que no me creí nada, los diálogos me parecieron forzados y la historia, muy artificial. 

En cuanto a los actores, lo cierto es que ninguno de los dos me ha gustado especialmente. Anastasia es que es... ¡buf!, toda esa primera hora de película en la que a la muchacha no le salen las palabras me exasperó. Luego mejora, pero es que al principio dan ganas de zarandearla porque no deja de tartamudear y dudar. Es cierto que en el libro Ana es una chica inocente, pero recuerdo que pensé que tenía carácter, aunque supongo que lo saca después, como quiere mostrar al final de la película cuando le deja a Grey su opinión clara. De él no sé bien qué pensar. ¿Es Jamie el perfecto Grey? Probablemente no, pero sí me ha gustado su pose serio y su inexpresividad. Aunque tampoco especialmente, me parece que podría haber estado mucho mejor. De los secundarios no hablo porque no tienen nada de protagonismo, tal vez un poco Kate, que bueno, pasable. Me hubiera gustado ver más a José. 

Extenderme más sería repetirme, por lo que lo dejaré aquí. No tengo ninguna duda, el libro me gustó bastante más de lo que me ha gustado la película (bien poco), pero veré la segunda, porque tengo curiosidad y porque me parece que tendrá un poco más de argumento. ¡Ah, sí! La banda sonora me ha encantado.