19 julio 2019

Este verano prometo...

Feliz verano a todos. Qué pesada soy, ¿eh?, pero no puedo parar de insistir en que no me gusta el verano y que estoy contando los días para que llegue septiembre (el 31 de agosto en particular, que me voy de vacaciones), aunque por otra parte no quiero que el tiempo se dé mucha prisa, que tengo a mi familia aquí y quiero disfrutar de ella. Y este aspecto, la playa (que, sinceramente, piso poco) y el hecho de que anochezca más tarde y haya más gente en la calle son los tres factores veraniegos que me gustan. Lo demás es todo basura: el calor, el sudor, las excusas para comer todos los días fuera y en este punto hasta el ambiente tan happy que hay me molesta. Y es que tengo que confesarlo, una de las cosas que me repatean del verano es que todo el mundo esté de vacaciones menos yo, que todos tengan planes chulos para ir a la playa menos yo, que todos suban a Instagram fotos increíbles de destinos paradisíacos menos yo. Bendita falsa felicidad del Instagram. Aunque yo también he subido alguna, me declaro culpable, y encima de todo con las uñas que lleva todo el mundo, pero en plan casero y cutre.

Todos los años le doy unas vacaciones al blog en verano. Este año él y yo nos las tomamos en la primera quincena de septiembre, así que, si ninguna otra cosa me lo impide, estaré por aquí todo el veranito, aunque prometo que dejaré de quejarme. Y también prometo que hoy va a ser mi día gris, pero que mañana empezaré a mirar el verano con otros ojos y a intentar disfrutarlo. Esta noche mejor, ¿vale?, que me voy al cine a ver El rey león. Y prometo que voy a leer al menos dos libros; que voy a saber valorar la suerte que tengo de vivir al lado de la playa y a intentar sacar ratitos de donde pueda para ir más, y para leer allí, aunque sea a las ocho de la tarde, que, sinceramente, es la mejor hora. Prometo que voy a disfrutar de los planes tan chulos que tengo, aunque no tengan que ver con viajar o con ir a destinos paradisíacos; que voy a empezar algo nuevo, un reto. Y que voy a ser feliz.

Ahora sí, esta vez con sinceridad: ¡FELIZ VERANO A TODOS!

17 julio 2019

Libros que me gustaría ver en el cine (4)

¡Buenas! Hoy me ha apetecido escribir otra actualización de este tema que ya lleva tres entradas en el blog. Podéis leer la última aquí, y desde esa entrada podéis acceder a las anteriores. A todos nos gusta ver nuestras historias de libros preferidas en el cine, ¿verdad? Pues hoy os quiero hablar de esos libros que me encantan y que creo que podrían funcionar muy bien en la gran pantalla, pero que no tienen adaptación (por el momento).



Todo lo inesperado ha sido una de mis últimas lecturas y me ha parecido un libro muy visual, que podría encajar muy bien como película veraniega, fresquita y muy entretenida. Tiene unos personajes muy interesantes y la historia es bastante atractiva. Las chicas de ninguna parte sería un peliculón, o incluso una buena serie, y es que la historia, además de interesante, es digna de compartir con todo el mundo. Creo que es el libro más cinematográfico de todos los que menciono hoy. Amor en la fila 27 sería una comedia romántica adorable y, no sé por qué, me imagino a Anne Hathaway de protagonista. Es una historia divertida, pero también trata temas serios. Por último, Amy Snow, una estupenda novela romántica con un personaje principal perfecto. Me encanta este libro y verla en el cine sería una pasada. ¿Qué libros os gustaría ver a vosotros en la gran pantalla?

15 julio 2019

Reseña: Para siempre, Lara Jean, Jenny Han

Para siempre, Lara Jean, Jenny Han
Traductora: Rosa Sanz
Editorial: Destino
368 páginas

Lara Jean está disfrutando del su mejor año. Va a graduarse. Está completamente enamorada de su novio, Peter. Su padre está a punto de volver a casarse. Y Margot regresará a casa en verano justo a tiempo para asistir a la boda.
Pero en el horizonte se acercan cambios… Y mientras Lara Jean se divierte ayudando en los preparativos de la boda, no puede dejar de pensar que tendrá que tomar decisiones muy pronto. Ha de escoger una universidad, y eso puede dar un vuelco en su relación con Peter… 
(Sinopsis de la editorial)


He pasado por una crisis lectora bestial. Un año entero sin leer un libro comprado por mí, elegido por mí, tan solo libros del trabajo. En el blog se ha notado porque ya no hay tantas reseñas, pero no habéis vivido la realidad al cien por cien porque he seguido reseñando libros del trabajo, que encajan perfectamente con la temática del blog. Un día fui a la librería con la idea de elegir un título que me asegurara salir de ese parón lector y después de dar muchas vueltas lo vi y lo tuve claro: Para siempre, Lara Jean. Estaba segurísima de que este me gustaría y me engancharía, porque los dos libros anteriores lo consiguieron. Además, estaba deseando conocer el desenlace de la historia de Lara Jean. No me equivocaba, leí el libro en tres días.

Sí, he redescubierto algo que ya sabía, y es que las novelas sencillitas de amor son mis preferidas. También me encantan los dramas, pero desde luego el género romántico es el que me saca de esos vacíos lectores que a veces me dan. Para siempre, Lara Jean sigue el mismo patrón que sus dos novelas predecesoras y es un libro ligerito, con buenos personajes, con una trama sencilla pero encantadora y una protagonista que todos querríamos conocer. Sin pretenderlo, Lara Jean es divertidísima y fuera de lo común, creo que es uno de mis personajes preferidos de todos los tiempos y a los que más me ha gustado acompañar a lo largo de sus aventuras y desventuras. Peter, por supuesto, está a la altura.

No me ha decepcionado el final, todo lo contrario, aunque tengo que admitir que si después de leer el libro te paras y piensas qué es lo que has leído, te das cuenta de que, en realidad, no es gran cosa, que la historia no es intensa ni tiene picos fuertes, que no hay intriga ni grandes hazañas; es, simplemente, el día a día de una chica genial que se nos mete dentro de la piel, y eso es lo que hace tan fantástico este libro, su protagonista. No, no es la novela del año ni ganará el premio a la trama más original o compleja, pero puede llevarse fácilmente el galardon al libro que más engancha y que tiene a la protagonista más top. No hace falta que lo repita: me ha fascinado.