27 enero 2020

Novedades favoritas de enero

A pocos días ya de que empiece febrero, no quiero dejar pasar la oportunidad de enseñar, como cada mes, cuáles son las novedades de enero que más me han llamado la atención. Si hacéis clic aquí, podréis ver la lista completa de libros que se han publicado.


Me encanta la idea de Superhéroes contra el plástico, ya conozco el libro y es muy chulo. Es una especie de reto para los niños para que consigan reducir el plástico en su día a día, y hay ideas muy interesantes, yo ya he adoptado más de una. 17 años me llama la atención porque es de la misma autora de Cartas de amor a los muertos (reseña aquí) y ese libro me gustó bastante. Por último, La biblioteca prohibida tiene un título tan evocador, tan llamativo, tan bonito que tan solo por eso quiero leerlo. ¿Qué os parecen? ¿Cuáles son vuestras novedades preferidas del mes? ¡Feliz semana!

23 enero 2020

Jueves de cine: Historia de un matrimonio, Bright, ¿No es romántico?...

Qué desastre, hace tiempo que no escribo sobre las últimas películas que he visto y lo peor es que se me han juntado unas cuantas. La Navidad ha sido próspera en cuanto a cine, y hoy os quiero hablar de todo lo que he visto en los últimos meses.

Voy a hablaros primero de las películas que no he visto por primera vez, que son las navideñas. A mi pareja y a mí nos dio por ponernos clásicos y disfrutamos de las dos películas de Solo en casa. ¡Qué recuerdos! Solo en casa es mi infancia, es Navidad como las de antes, en familia y todos reunidos con el calorcito de la estufa. Son unas películas muy chulas y me ha encantado verlas de nuevo, tengo que reconocer que recordaba poco, sobre todo de la primera, la segunda me sonaba más. Otro clásico navideño que hemos visto ha sido Love Actually y sobran las palabras con este título tan maravilloso. Me parece una película estupenda, aunque, al contrario que todo el mundo, a mí no me guste la historia de Keira Knightley (no recuerdo el nombre de los personajes). Cine navideño aparte, por fin he visto una peli que llevaba tiempo viendo en el catálogo de Netflix y que aún no me había decidido a poner: ¿No es romántico? Pensaba que sería un poco tonta, pero, ¡eh!, me encantó, y también a mi pareja, que no suele tener mucho amor por las películas románticas. Es divertida, se ríe de las comedias románticas y tiene una protagonista muy guay. Yo la recomendaría para pasar un rato muy divertido. Bright la elegimos por Will Smith y, de verdad, menuda pérdida de tiempo. Habrá a quien le guste, pero conmigo ha fracasado por completo. Me pareció tonta la historia, absurdos los personajes y aburrida. Otra peli que conmigo no ha funcionado (y me da rabia porque las críticas son estupendas) es Historia de un matrimonio. Es larga, es desesperante y es muy desalentadora. Sí, dicen que habla de la vida misma, como yo por suerte no he pasado por eso no puedo confirmarlo, pero a mí me puso nerviosa en más de una ocasión y, aunque los actores lo hacen muy bien, la historia no me llenó.

Y hasta aquí las películas de hoy, me faltan dos que comentar, pero ya esperarán a la siguiente entrada porque no quiero que esta se alargue mucho. ¿Habéis visto algunos de los títulos de los que hablo? ¿Qué os han parecido? Tengo intriga, sobre todo, por saber qué opináis de Historia de un matrimonio. ¡Ah! Y este fin de semana son los Goya, me gustaría ver Dolor y gloria, que tanto está triunfando, a ver si lo consigo antes del fin de semana. ¡Buen día!

20 enero 2020

Reseña: Reina roja, Juan Gómez-Jurado

Reina roja, Juan Gómez-Jurado
Antonia Scott #1
Editorial: Ediciones B
568 páginas

Antonia Scott es especial. Muy especial.
No es policía ni criminalista. Nunca ha empuñado un arma ni llevado una placa, y, sin embargo, ha resuelto decenas de crímenes.
Pero hace un tiempo que Antonia no sale de su ático de Lavapiés. Las cosas que ha perdido le importan mucho más que las que esperan ahí fuera.
Tampoco recibe visitas. Por eso no le gusta nada, nada, cuando escucha unos pasos desconocidos subiendo las escaleras hasta el último piso.
Sea quien sea, Antonia está segura de que viene a buscarla.
Y eso le gusta aún menos.
(Sinopsis de la editorial)


Después de mucha insistencia por parte de mi pareja, acepté leer este libro que tanto ha triunfado en nuestro país y que tan grueso es, dicho sea de paso. Y también después de darle muchas vueltas por la casa, por fin hoy lo reseño. No suelo leer muchas novelas policíacas, no es el género que más me gusta, a pesar de que me encanta el suspense en una buena historia. También me echó un poco para atrás lo gordo que es el libro, aunque tiene un poco de trampa, y es que una vez que lo abres te das cuenta de que la letra es más bien grande y las palabras no llegan hasta los bordes de las páginas. Y si esto no os convence lo suficiente para darle una oportunidad a estas quinientas sesenta y ocho páginas, os diré otra cosa: las devoraréis, las leeréis en un suspiro, os enganchará y no podréis parar de leer. ¿Os he convencido ya?

Hay dos detalles fundamentales que quiero destacar de esta novela y que, en mi opinión, son las claves de que funcione tan bien. El primero y más importante es la protagonista, Antonia Scott, un personaje que desde el mismo inicio atrapa al lector con sus pensamientos de suicidio. Empiezas a hacerte preguntas sobre ella, quién es, qué le pasa, por qué vive así, por qué es tan importante. Y esas preguntas te acompañarán a lo largo de la historia, aunque hallarán respuesta. Antonia es uno de los personajes más interesantes que he tenido la suerte de encontrarme en los últimos años. No solo me ha gustado lo misteriosa que es y todas esas incógnitas que nos plantea, también me ha gustado su personalidad, su lado más humano. Reina roja es Antonia Scott y Antonia Scott es Reina roja, si la protagonista fuera otra, la novela no sería tan buena. El segundo detalle que destacaré es el de la intriga, como bien he mencionado anteriormente. Capítulos cortos, estilo directo, finales de capítulo que te dejan con ganas de más, esas son las claves para que la historia te enganche y te haga pensar el clásico «un capítulo más y lo dejo». Reina roja te mantiene enganchado hasta el mismísimo final, hasta que atas todos los cabos y encuentras respuesta a todas tus dudas. Pero ¿os digo un secreto? Hay segunda parte y, aunque el misterio de esta novela se cierra, el autor se encarga de dejarnos nuevos interrogantes para que piquemos con Loba negra, y yo estoy deseando hacerlo, no lo puedo negar.

Otro personaje principal es Jon y también me ha gustado mucho, aunque es imposible hacer sombra a Antonia. Él es el personaje amable, el graciosillo, el que pone el toque de humor. Se le coge cariño. Por otra parte, también hablaré de los puntos que menos me han gustado de la novela, aunque son insignificantes frente a los que sí. Uno es que, aunque la intriga está presente en todo momento, fui adivinando muchas de las cosas que iban a suceder. En realidad no me parece mal, pues me hizo meterme de lleno en la historia, pensar en ella, valorar las opciones que había y las posibles soluciones. Y la experiencia me gustó. Lo otro que me ha gustado menos es el estilo del autor, y aquí tengo que explicarme bien para que no se me malinterprete. Me ha gustado de Juan Gómez-Jurado lo bien que atrapa al lector y cómo es capaz de mantenerlo pegado a las páginas del libro hasta el final, me ha gustado lo genial que ha creado a los dos personajes principales y cómo los ha hecho de carne y hueso, a pesar de haber matices más propios de la ciencia ficción; sin embargo, lo que no me ha gustado de él es lo repetitivo que es. Sí, es su estilo, seguramente sea su marca (tengo que leer otros libros de él para confirmarlo), pero eso de repetir una y otra vez que Jon no está gordo o mil detalles más de la historia está bien cuando se trata de un libro de texto o una historia infantil, pero a mí me ha parecido a veces un tanto exasperante. Este es el único detalle que me ha molestado.


Reina roja me parece una novela que tiene muy bien merecida toda su popularidad y buenas críticas. Es interesante, adictiva, intensa y además tiene una protagonista de las que valen de verdad. Deseando leer Loba negra para ver cómo continúa la historia.