22 noviembre 2017

Fotoreseña: Un paseo con Mary Poppins, Hélène Druvert

Un paseo con Mary Poppins, Hélène Druvert
Idea original: Pamela Lyndon Travers
Traductora: Elena Gallo Krahe
Editorial: Edelvives
40 páginas

Jane y Michael Banks van a volar su nueva cometa al parque, cuando de pronto aparece de nuevo Mary Poppins. Con ella pasean por Londres, entran en mundos fantásticos como el fondo marino y miran los personajes de las estrellas en la noche.
Al texto rimado que retoma escenas de los libros escritos por P. L. Travers en su serie lo acompañan unas ilustraciones en blanco y negro con troqueles láser en todas las escenas.
(Sinopsis de la editorial)


En cuanto vi este libro en el catálogo de novedades de la editorial me enamoré. Nunca he tenido en mis manos un álbum que sea troquelado y me apetecía mucho descubrir cómo sería con una historia tan estupenda como la de Mary Poppins. Confieso que no he leído los libros de Pamela Lyndon Travers, aunque sí he visto la película y la historia la conozco. No obstante, la que se cuenta en este libro no es la de la película de Disney, aviso.

Clic en las imágenes para ampliarlas
La historia en sí es muy breve, tan solo aparecen un par de líneas de texto en algunas de las páginas, por lo que el contenido narrativo es escaso. A ese respecto, se trata al cien por cien de un libro para niños, pues imaginarán más de lo que leerán, y de lo que disfrutarán será, sobre todo, de las ilustraciones.



Y sí, las ilustraciones son una verdadera pasada. Hay páginas troqueladas cuyos dibujos se complementan muy bien con las páginas siguientes, y entre ambas crean una imagen más detallada, más bonita, realmente especial. Menudo trabajazo tiene que tener tanto crear las imágenes como troquelarlas en el libro. El aspecto negativo que le veo es que el álbum es muy delicado. Al pasar las páginas troqueladas da la sensación de que estas se van a romper en cualquier momento, cualquier detalle que sobresalga corre el riesgo de rasgarse, y hay que pasarlas obligatoriamente, pues hay ocasiones en las que la página siguiente contiene texto. Al tratarse de un libro para niños, me parece que la mejor idea es que sean los padres los que les ayuden a leer y observar el libro para así mantener el ejemplar a salvo de imperfectos.



En definitiva, me parece que este libro no es un álbum normal, sino una obra de arte. Si ya me lo parecen la mayoría de álbumes ilustrados, este con más motivo, pues no solo tiene ilustraciones, sino que las tiene troqueladas y con todo lujo de detalles. Me ha encantado.

21 noviembre 2017

Novedades extranjeras: Speak Easy, Speak Love

Antes que nada: mirad qué cubierta más genial. Es muy llamativa, con colores intensos y unas figuras protagonistas que hay que mirar detenidamente para captar los detalles. Hasta el título me parece interesante. Me encanta, en serio.

Dicho esto, os voy a hablar un poco de Speak Easy, Speak Love, una novela que salió a la venta el septiembre de este año en su país de origen, pero que no han publicado en España por ahora y, que yo sepa, tampoco hay indicios de que vayan a hacerlo. A mí me ha atraído poderosamente la atención, y es que además de contar con un romance, tiene un montón de personajes y parece fresca, divertida y, por si fuera poco, bonita. Las valoraciones son muy positivas en Goodreads y, según parece, es un retelling de Mucho ruido y pocas nueces, de Shakespeare, obra que, confieso, no he leído.

No sé mucho aparte de lo que pone en la sinopsis aquí, pero este libro tiene algo que me gusta, o, en realidad, muchas cosas que me gustan. Ojalá la traigan a España porque pinta realmente bien.

20 noviembre 2017

Duelo de cubiertas: Así se cuelga a una bruja

¡Buenas! Vamos a empezar la semana con un nuevo duelo de cubiertas, que hace un tiempo que no hacemos ninguno. Y el de hoy es de una novela que os adelanto que estará en mi top ten de mejores lecturas del año, ¡es alucinante!


Así es, os estoy hablando de Así se cuelga a una bruja, y estas son la cubierta original y la española. ¿Qué os parecen? Aunque ambas portadas son muy diferentes, tienen algo en común: son bastante tenebrosas y ya te dan una idea de que la historia es oscura. Mientras que la primera es en tonos azules, la segunda es más oscura, y ambas comparten el rostro de una chica, de la protagonista: Sam. En este caso tengo que admitir que la cubierta original no me gusta demasiado y que me parece todo un acierto el cambio a la hora de publicar el libro en España. La cubierta española me parece mucho más atractiva y bonita. ¿Qué decís vosotros?