31 julio 2020

Novedades de agosto 2020

¡Hola! No es de extrañar que agosto venga escaso de novedades, demasiadas hay si comparamos con otros años. Aquí tenéis las novelas que saldrán próximamente a la venta, ¿cuál os atrae más? ¡Feliz mes!


29 julio 2020

Reseña: El secreto de Pembrooke Park, Julie Klassen

El secreto de Pembrooke Park, Julie Klassen
Traductor: Eva Pérez
Editorial: Libros de seda
416 páginas

Una casa señorial abandonada, un pueblo en el que nadie habla, un misterio y mucho suspense. A medida que los secretos salen a la luz en Pembroke Park, ¿encontrará Abigail Foster el supuesto tesoro escondido y el amor que busca... o un peligro muy real?
Abigail Foster no quiere acabar siendo una solterona, pero sabe que su minúscula dote no le va a servir para incrementar sus encantos. Cuando los problemas financieros fuerzan a su familia a vender su casa de Londres, un extraño abogado aparece con una oferta increíble: pueden irse a vivir a una lejana casa señorial que lleva dieciocho años abandonada.
Al llegar a su nuevo hogar, Pembrooke Park, el atractivo pastor del pueblo da la bienvenida a los Foster, pero a pesar de que tanto él como su familia parecen saber algo del pasado de la casa, solo les dicen una cosa: que tengan cuidado con los merodeadores que se acercan en busca de un tesoro oculto en una habitación que nadie parece haber visto nunca.
Con la esperanza de mejorar la situación financiera de su familia, Abigail se pone a buscar la secreta estancia, pero la llegada de unas cartas anónimas a su nombre, con pistas acerca de dicha habitación y sobre el pasado de la casa, la llevarán a descubrir secretos sorprendentes… ¿Puede fiarse del pastor? ¿Está su vida en peligro?
(Sinopsis de la editorial)


Hace ya tiempo que terminé este libro y, aunque os lo he mencionado varias veces en el blog, no me había puesto aún manos a la obra con la reseña. Hoy me he dicho: vamos, tienes que hacerla antes de mandar el blog de vacaciones, y aquí estoy. Descubrí a Julie Klassen con su última novela, de la que también publicaré la reseña, aunque esa ya después del verano. Más o menos al mismo tiempo fui leyendo esta, aunque la dejé un poco apartada y la terminé después.

Me ha gustado mucho, comenzaré con esa afirmación. La novela romántica histórica me gusta, no sé por qué no leo más de este género, pero siempre que me encuentro con un libro lo disfruto enormemente. Cierto es que tardé en leerlo, pero también es cierto que es una novela extensa, que no es de lectura ágil, que se disfruta más si se lee con calma. La protagonista me ha encantado, a pesar de esas dudas que le surgen a la hora de decidir entre los hombres, pero supongo que sin ese ganchillo no habría historia, que es la salsa de este tipo de novelas, el te quiero a ti, pero también me gustas tú y ahora no sé por quién decantarme; y el no le gusto a nadie cuando en realidad tengo a tres hombres suspirando por mí. Pero, eh, me ha gustado, la autora lo lleva muy bien y tampoco son muy exagerados los momentos de duda, tienen coherencia, pues entiendo que sea complicado olvidar a un amor tan fuerte del pasado y al mismo tiempo no puedas dejar de pensar en alguien que te encanta al que conociste en esta nueva vida que tienes que llevar.

Y lo mejor es que, aunque haya sido la parte que más me ha gustado, la trama romántica no es la única importante de la historia. Tenemos un misterio, un secreto, una mansión... ¿embrujada?, una tragedia del pasado, una familia maldita. Es leer todo esto y volver a sentir curiosidad por el libro. El misterio se lleva genial de principio a fin y la resolución me ha convencido y gustado. Cada personaje juega un papel importante y todo se resuelve de la mejor forma al final.


En definitiva, me ha gustado mucho esta segunda novela que he leído de Julie Klassen y estoy decidida a seguir descubriendo historias de la autora, que no hay pocas, y tienen buena pinta. La protagonista, el misterio, toda esa ambientación fantasmagórica me han encantado y no dudaría en recomendar este libro a los amantes de la novela de este género.

27 julio 2020

Lunes de cine: Jojo Rabbit, Megalodón, El Círculo, La llamada de lo salvaje

¡Buenos días! ¿Qué tal lleváis el verano? Estamos ya rozando el mes de agosto y me da la sensación de que este año, más que nunca, el verano vuela, tal vez sea porque tiene ese regusto raro, porque no es como los anteriores. Pero no he venido aquí a hablaros de mi verano, sino de las últimas películas que he visto, que no han sido muchas.

¡Vamos por orden! Ya os hablé un poquito de ella en la última entrada de favoritos: Jojo Rabbit. ¡Qué ganas tenía de verla! Era la que más me atraía de las nominadas a los Oscars, y no me decepcionó en absoluto. Es cierto que al principio resulta algo extraña y llegas hasta a pensar que no es nada del otro mundo, pero en cuanto te acostumbras a esa rareza, ¡guau!, ¡peliculón! El niño es increíble, su mamá es increíble, la chica judía es increíble, y me encanta ese rollito que tiene de drama disfrazado de comedia, la fotografía, los colores, el tono. Me parece una película muy buena, un aporte diferente a todo el cine que ya existe sobre Hitler. Otra que tenía ganas de ver es Megalodón, y es que no sé por qué, pero tengo debilidad por las películas de tiburones, ¡me sorprendo hasta yo! Es entretenida, sin más, con algún que otro sustito por culpa de ese tiburón tan enorme. No puedo criticarla porque sabía qué era lo que me iba a encontrar y, sinceramente, no me disgustó, ya he dicho que las historias de tiburones me gustan. El Círculo me la encontré en un canal de la televisión un sábado por la noche aburrido y, como tiene actores buenos, me apunté a verla. Me encanta Tom Hanks y Emma Watson me cae bien, a la peli ya le había echado el ojo aunque no la había visto. ¿Mi opinión? No está mal para pasar el rato, aunque no me parece un peliculón. En realidad no la recomendaría, pero me hizo pasar una noche entretenida. Por último, por elección de mi pareja, hemos visto La llamada de lo salvaje, y me pregunto: ¿de dónde sacaría este título? Se ve que vio al actor, le atrajo el título, ¡ni idea!, pero menuda pérdida de tiempo, sí, pérdida de tiempo. Yo pensaba que podría tratar de un hombre que se iba de ruta por lugares inhóspitos, y sí, eso está, pero en realidad es la historia de un perro que pasa de vivir con una familia a descubrir su lado salvaje en la naturaleza. Un perro enorme que se nota que está hecho a ordenador. No es que sea una película tan, tan aburrida que no se pueda ver, pero, sinceramente, cualquier otra es mejor opción.