Busca en Arte Literario

Cargando...

18 diciembre, 2014

¿Te gusta que te sorprendan con libros?

La semana que viene ya es Navidad y muchos ya estaremos pensando en qué nos gustaría que nos trajeran los Reyes Magos o Papá Noel. En mi lista nunca faltan los libros, aunque he de confesar que soy reacia a que intenten sorprenderme con uno.

Cuando se trata de hacerme un regalo, la gente lo tiene muy fácil: es una friki de los libros, ¿qué mejor regalo que ese? El problema llega cuando lo piensas de verdad: tiene muchos libros, a ver si le vamos a regalar uno que ya tiene; tiene demasiadas novelas pendientes de leer, ¿y si le regalamos una que no la atrae y ni siquiera la lee? ¿Y si fallamos con lo jodía que es para las lecturas?, etc., etc. Muchas veces me han preguntado qué me gustaría de regalo y he dicho que, por favor, libros no. La razón es que, con tantos pendientes, he llegado a un punto en el que solamente quiero lo que realmente me llama la atención, y no cualquier libro que tenga buena pinta. Ahora lo que hago con los familiares más cercanos es decir títulos concretos. A mi pareja le he hecho una wishlist de amazon para él solito y a mis padres y hermanos les he anotado algunos títulos. Fuera de ese círculo, prefiero que no me regalen libros, porque es un engorro para ellos y porque a veces también lo es para mí. Tienen que conocerme bien y estar al tanto de lo que leo y de lo que me gusta para acertar. De hecho, la gente ya se ha dado cuenta y me dice que ni por asomo me regala un libro.

De todo este rollo llega mi pregunta: ¿a vosotros os gusta que os regalen libros? La respuesta obvia cuando tenéis una wishlist es que sí, ya lo sé, pero mi pregunta va más allá: ¿os gusta que os intenten sorprender con un libro? Es decir, la persona que os hace el regalo no sabe qué títulos queréis, no tiene vuestra wishlist y tampoco tiene conocimiento de todo lo que habéis leído, de lo que queréis ni de lo que tenéis pendiente en casa por leer. ¿No os da un poco de miedo en ese caso?

17 diciembre, 2014

Insurgente, Veronica Roth

Insurgente, Veronica Roth
Traductora: Pilar Ramírez Tello
Editorial: Molino
464 páginas
Puede tener spoilers de Divergente

Una sola opción puede transformarte, o te puede destruir, pero siempre tiene consecuencias. Con la oleada de disturbios en las distintas facciones, Tris deberá asegurarse de proteger a los que ama, mientras se enfrenta a inquietantes preguntas sobre la culpabilidad, el perdón, la identidad, la lealtad, la política y el amor. El día de la iniciación de Tris debería haber sido una celebración de la facción elegida, en cambio, el día terminó con un gran problema. El conflicto entre las facciones se intensifica y las ideologías se enfrentan. En tiempos de guerra, se eligen líderes y los secretos afloran.
(Texto extraído de la web de la editorial)


La primera parte de esta trilogía me dejó más que encantada y, aunque me habían advertido de que los siguientes libros no son tan buenos y que el final es un desastre (no spoilers, por favor), estoy deseando saber cómo acaba la cosa. Insurgente no me ha gustado tanto como Divergente, pero aun así me ha gustado mucho.

Este libro tiene algo muy positivo y es que se lee muy fácilmente. Te enganchas a la historia, continúas leyendo y sin darte cuenta has llegado al final. Es un vicio leer esta saga porque, aunque la historia no sea perfecta, tiene gancho, te intriga. Por supuesto, este libro no es lo más, y hay algunos detalles que no me han terminado de convencer. Por una parte, la protagonista. Me gustó en el primer libro, pero en este me ha parecido un tanto insufrible. Me exaspera el síndromemecreounhéroe, y eso es lo que le pasa a Tris. Va a su bola, no piensa en absolutamente nadie (aunque ella piense que esté haciéndoles un favor) y dudo que esté enamorada de Cuatro. Es, básicamente, idiota, porque no deja de cometer los mismos errores una y otra vez, de creerse megaultraimportante y morirse de miedo cuando descubre que en realidad no quiere morir. Si Cuatro dice blanco, ella, por costumbre, dirá negro. Me parece estupendo que sea independiente y no se comporte como una enamorada llorica, pero tampoco que pase por completo y le den igual los sentimientos del chico. Y no solo con él, tiene la misma actitud con todos. Además, es un personaje que no me termino de creer: ¿pasa de ser una estirada que no sabe hacer nada y está a punto de quedarse fuera de su facción por no pasar las pruebas (porque eso es lo que le pasaba en Divergente) a ser la mejor luchadora e incluso que la consideren apta para ser líder? Hay hasta una escena en la que dice que Cuatro es el único capaz de seguirle el ritmo, ¿perdona? No solo es otra, sino que se lo tiene muy creído. No pasa tanto tiempo de un libro a otro, así que no me creo esa evolución tan bestia. Otro detalle que me ha parecido repetitivo es lo del tema de las simulaciones. El libro se centra demasiado en ese aspecto y lo que en la primera parte me pareció algo nuevo en la segunda me parece excesivo.

Pero, aparte de eso, lo demás me ha parecido estupendo. Cuatro sigue encantándome, porque se nota que está loco por Tris, pero no es un chico pesado y pegajoso. Tori y Marcus tendrán más protagonismo, y Caleb sorprenderá. Jeanine aparece mucho más que en Divergente, cosa que agradezco, y también conoceremos más a Uriah, Lynn, Shauna, Marlene, los amigos osados de Tris. Uriah me gusta especialmente, me ha sorprendido que la autora no haya incluído un triángulo amoroso con él (aunque aún no canto victoria, me queda Leal).


En definitva, me parece que Insurgente no es tan bueno como Divergente pero es una continuación muy digna. Se lee muy fácilmente y engancha una barbaridad por lo interesante que es la historia y la cantidad de acción que tiene.

16 diciembre, 2014

Duelo de cubiertas: Felices por siempre jamás

Hoy protagoniza el duelo de cubiertas una novela que leí hace unos días y me encantó. Se trata de Felices por siempre jamás, de Stephanie Perkins. Las cubiertas de hoy son tan, tan diferentes que nadie diría que se trata del mismo libro, ¿queréis verlas?


Estos libros empezaron a publicarse en EE.UU. con unas cubiertas, pero antes de publicar el libro de Isla las cambiaron y publicaron el tercero directamente con el nuevo estilo. En España, estaban manteniendo las portadas originales pero, claro, como la del tercer libro era totalmente distinta, iba a ser una faena para los que tienen los otros dos cambiarla. Me alegro muchísimo de que Neo decidiera elegir una cubierta diferente, porque la que han hecho encaja muy bien con los dos libros anteriores y, además, me parece muy bonita. A mí las nuevas estadounidenses no me terminan de convencer. Por lo tanto, en este caso me quedo con la cubierta en español, me parece más acertada y más bonita. ¿Qué pensáis vosotros?