Busca en Arte Literario

Cargando...

27 enero, 2015

Hablemos de Blackmoore

Hace poco más de un año leí una novela que me enamoró por completo. La leí para la editorial Libros de Seda, que me había encargado informe, y descubrí una historia preciosísima, dulce y muy tierna. Esa novela sale este mes de febrero, después de que la editorial ya publicara el primer libro que se editó de la autora y tuviera un éxito arrollador entre los lectores. Estoy hablando de Blackmoore, de Julianne Donaldson, y podéis leer mi reseña clicando aquí.

Blackmoore no es solo una historia de amor, también tiene una pizca de misterio y una amistad preciosa. Cuenta con unos protagonistas que me encantaron y una trama romántica de lo más dulce. Tiene personajes encantadores y personajes a los que dan ganas de escupirle a la cara; tiene momentos muy románticos; tiene una protagonista inocente y generosa y un protagonista masculino de lo más dulce. 

No recuerdo todos los detalles de la novela, pues hace más de un año que la leí, pero sí recuerdo que dejó en mi un recuerdo maravilloso. También sé que la leí en un suspiro, que a pesar de no tener mucho misterio y ser más bien un relato sencillito (aunque no tanto, hay dramas pasados y demás), engancha, y la culpable de eso es la autora, que tiene una forma preciosa de narrar los hechos y de describir los sentimientos. Recuerdo haber adorado la pluma de Donaldson, haber suspirado, haberme encogido de emoción. Recuerdo una amistad preciosísima, de las que te tocan el corazón, una escena con un pájaro que me conmovió, y un final que me dejó suspirando. Sí, recuerdo que Blackmoore me fascinó.

La novela sale en febrero, publicada por Libros de seda. Yo aún no he leído Edenbrooke, la primera de la autora que se editó en español el año pasado, pero estoy deseando hacerlo. Las buenas novelas románticas son para mí como una brisa de aire fresco, como un chocolate calentito en pleno mes de enero. Yo las novelas románticas me las bebo, siempre y cuando sean de las buenas, de las que realmente tienen algo especial. Estoy segura de que Edenbrooke me va a enamorar tanto como lo hizo en su día Blackmoore.

26 enero, 2015

Duelo de cubiertas: Will Grayson, Will Grayson

Cuando salió a la venta en inglés, compré Will Grayson, Will Grayson, hace ya ¿unos dos años? Fue un capricho, un momento de locura, pues ni sabía de qué iba el libro y me lancé a por él. Unos años más tarde y todavía no lo he leído, qué desastre, ¿no? Pero resulta que ahora Nube de tinta va a publicar la traducción hacia el español (el 19 de febrero), y creo que no había momento mejor que este para leerlo. Lo empecé antes de Navidad y lo tengo un poco apartado, pero voy poco a poco con él. 


Estas son las cubiertas original y española del libro. Al menos la original es la que yo tengo, porque he visto alguna otra en inglés. Y la más bonita, todo he de decirlo, al menos para mi gusto. Me encantan esos tonos oscuros, me gusta el fondo de lucecitas y me parece muy atractivo ese efecto que hacen las letras en el título. La española, hablando claramente, no me gusta nada. No entiendo esa sombra o mancha o lo que sea negra, las huellas dactilares ahí puestas sin más. Me parece que en esta ocasión Nube de tinta ha elegido una cubierta un poco desafortunada, muy parecida a otra que visto del libro en inglés. ¿Qué os parecen a vosotros? ¿Coincidís conmigo en que la cubierta española es horrorosa? ¿Os gusta la original?

24 enero, 2015

No-Reseña: Free to fall, Lauren Miller

Free to fall, Lauren Miller
Editorial: Harper Collins
Lengua: inglés
469 páginas

Rory vive en una sociedad en la que todo el mundo tiene un dispositivo llamado Lux que le dice todo lo que tiene que hacer según su perfil: cómo es mejor que se vista, cuánto tardará en llegar al instituto, cuál es el mejor camino que ha de tomar, de quién se tiene que hacer amigo. Rory está enganchada a su dispositivo. Ahora su vida va a cambiar: deja su ciudad, su instituto y empieza en un nuevo lugar donde tiene que conocer a gente nueva. Suerte que tiene su Lux.


No suelo hacer no-reseñas en el blog porque no soy muy fan de dejar a medias los libros. Es mi pequeña manía: acabar lo que empiezo, aunque me tire meses con la misma novela en la mesita. Con esta, sin embargo, no he resistido mucho.

Free to fall parte de una idea buena. Todo eso del dispositivo me atrajo mucho y pensé que sería una novela distinta. No empieza mal, pero poco a poco la historia va perdiendo interés y el argumento va centrándose en temas menos interesantes, como la protagonista y los chicos. Rory, la que lleva el peso de la historia, es lo que menos me ha gustado. Es una chica muy insegura, no es capaz de tomar decisiones sin la ayuda de su Lux, hasta el punto de preguntarle a cuál de dos chicos que le gustan debería escoger. No obstante, como no podía ser de otro modo, a pesar de ser una sosa, resulta que tiene unas aptitudes extraordinarias y es la mejor entre todos los estudiantes. Y sí, tiene a dos chicos donde escoger. Hay dos cosas que no me gustan de las historias románticas, aunque no siempre me molestan: el insta-love y los triángulos amorosos, y Free to fall tiene ambas.

Hay un par de cosas que sí que me parecen interesantes de esta historia: el tema del Lux, como ya he mencionado, y el pasado de la protagonista, todo un rollo que se va desvelando de su madre pero que yo no he llegado a descubrir. No obstante, estos aspectos no han logrado equilibrar la balanza y ha pesado más lo aburrida que me parece el desarrollo, lo tonta que encuentro a la protagonista y lo insulsa que es la trama romántica. No es de esos libros que enganchen, es de los que te da pereza coger. Además, es gordito, tiene casi quinientas páginas, por lo que he decidido emplear mi tiempo en leer otras cosas que puedan gustarme más.


Free to fall tiene un tema interesante, parte de una idea buena, pero la historia se va desinflando poco a poco. Me ha aburrido y el par de elementos que me parecían atractivos no han sido suficientes para animarme a terminarlo.