21 noviembre 2017

Novedades extranjeras: Speak Easy, Speak Love

Antes que nada: mirad qué cubierta más genial. Es muy llamativa, con colores intensos y unas figuras protagonistas que hay que mirar detenidamente para captar los detalles. Hasta el título me parece interesante. Me encanta, en serio.

Dicho esto, os voy a hablar un poco de Speak Easy, Speak Love, una novela que salió a la venta el septiembre de este año en su país de origen, pero que no han publicado en España por ahora y, que yo sepa, tampoco hay indicios de que vayan a hacerlo. A mí me ha atraído poderosamente la atención, y es que además de contar con un romance, tiene un montón de personajes y parece fresca, divertida y, por si fuera poco, bonita. Las valoraciones son muy positivas en Goodreads y, según parece, es un retelling de Mucho ruido y pocas nueces, de Shakespeare, obra que, confieso, no he leído.

No sé mucho aparte de lo que pone en la sinopsis aquí, pero este libro tiene algo que me gusta, o, en realidad, muchas cosas que me gustan. Ojalá la traigan a España porque pinta realmente bien.

20 noviembre 2017

Duelo de cubiertas: Así se cuelga a una bruja

¡Buenas! Vamos a empezar la semana con un nuevo duelo de cubiertas, que hace un tiempo que no hacemos ninguno. Y el de hoy es de una novela que os adelanto que estará en mi top ten de mejores lecturas del año, ¡es alucinante!


Así es, os estoy hablando de Así se cuelga a una bruja, y estas son la cubierta original y la española. ¿Qué os parecen? Aunque ambas portadas son muy diferentes, tienen algo en común: son bastante tenebrosas y ya te dan una idea de que la historia es oscura. Mientras que la primera es en tonos azules, la segunda es más oscura, y ambas comparten el rostro de una chica, de la protagonista: Sam. En este caso tengo que admitir que la cubierta original no me gusta demasiado y que me parece todo un acierto el cambio a la hora de publicar el libro en España. La cubierta española me parece mucho más atractiva y bonita. ¿Qué decís vosotros? 

17 noviembre 2017

Consumistas compulsivos de libros

Atención a la imagen, que seguro que os sentís más de uno identificado:


Visto esto, hablemos de compras, de libros... es decir: de consumismo puro y duro. Tengo una confesión que hacer: yo lo he superado. No obstante, creo que no puedo atribuirme todo el mérito de tal hazaña, y es que gran parte del motivo por el que he superado esa adicción a la compra compulsiva de libros es el trabajo y la falta de tiempo para leer. Antes, no hace tanto tiempo, yo era de las que cada mes compraba libros, aunque solo sirvieran para acumular polvo. Leía mucho y quería leer todavía más. Es difícil resistirse cuando ves las novedades del mes y hay siete títulos que quieres leer, que necesitas leer. Amazon y las librerías eran mi templo y lo más curioso de todo es que mi lista de libros pendientes era bastante más reducida que la que tengo ahora, pues devoraba páginas como una loca. A día de hoy no compro tantos libros, aunque tengo que admitir que sí los que más me atraen. Hago una criba importante con las novedades y solo elijo las que sé que voy a leer seguro. La última vez que compré  fue en julio,  dos, de los cuales he leído ya uno, así que creo que voy mejorando, ¿no? ¿Cómo sois vosotros? ¿De los que, como en la imagen, compra libros de forma compulsiva?, ¿o sabéis controlaros un poco y comprar libro a libro conforme vais leyendo? ¡Feliz fin de semana!