15 febrero 2021

Lunes de cine: Greenland, Soul, Mulán, Parásitos...

Hace tanto que no hablo de películas que se me han juntado unos cuantos títulos que comentar. Y, sinceramente, creo que alguno se me olvida. Pero os voy a hablar de los que recuerdo, la mayoría son películas que he visto en el último mes, pero voy en orden cronológico.


Parásitos, la última ganadora del Oscar, qué ganas tenía de verla. De esta hace tiempo ya, pero recuerdo bien que me dejó una sensación extraña, como de qué película más ida de olla, rara, diferente, pero original. La gracia de esta película es precisamente lo rara que es, lo estrafalaria, lo distinta. No sabes por dónde te va a salir y a cada minuto piensas «¿en serio?», pero tiene su gracia y al final te tiene enganchada. No está mal, aunque no se va a convertir en mi peli favorita, yo no le habría dado el Oscar. El pregón la vimos mi pareja y yo en uno de los canales que tenemos contratados, ¿amazon prime?, y nos apetecía algo divertido, cómico, así que fue ver a los protagonistas (Berto Romero y Andreu Buenafuente) y darle al Play de inmediato. Aviso: es una película muy chorra, de humor tonto, pero a mí me hizo mucha gracia y pasé un rato más que divertido. Al fin y al cabo, era lo que buscaba. Si conocéis a los actores, ya sabéis por dónde van los tiros. El hombre que inventó la Navidad me llamó muchísimo por su formato, ese ambiente tan histórico y tan británico. La vi en Navidad, por supuesto, y menudo acierto. La película me flipó, la mejor de todas las que voy a mencionar hoy. Sabía que por ese formato y por la temática me iba a gustar, y además de Navidad, no podía fallar, pero es que me sorprendió aún más. Es la historia de Charles Dickens y su Cuento de Navidad, y encima está protagonizada por Dan Stevens, un actor que me enamoró en Downton Abbey. Hace poco tuve unos dias maratonianos de películas Disney y vi Mulán, Soul y Onward. Mulán me decepcionó muchísimo, y es que la película de animación me gusta, es de mis preferidas de Disney, y no sé por qué, esperaba ver algo más fiel. Tiene muchas licencias, hay personajes nuevos, personajes que faltan, y muchos cambios. Mi chico no ha visto la de animación y esta le gustó, así que supongo que mal no está, pero yo la sentí un poco como una traición. Soul es muy bonita, tiene un mensaje precioso y los personajes son muy atractivos. Tal vez esperaba un poco más porque me la habían puesto por las nubes, pero en general me gustó mucho. Onward es la que más me gustó de estas tres, y eso que, a priori, era la que menos me atraía. Esta es más una peli de aventuras, y tiene magia y unos personajes muy, muy chulos. Me ha encantado acompañar a estos hermanos en su viaje con el fin de poder reencontrarse con su padre fallecido. Me he reído, me he emocionado y se me ha quedado una sonrisa muy bonita con el final. Un diez. Por último, la semana pasada vi Greenland, el último refugio. Lo único que no me ha gustado de esta peli es el actor principal, porque el resto está muy bien. Es muuuuuuy entretenida, te mantiene en vilo hasta el final, no sabes lo que va a pasar hasta el último momento y es de esas que tiene momentos en los que la tensión te puede y oyes el pum, pum del corazón. No es un peliculón porque tiene muchos momentos que me parecen demasiado exagerados, reacciones del protagonista que dices «¿y para qué?» y escenas que se resuelven demasiado fácil, pero yo me quedé muy contenta.

08 febrero 2021

Novedades de febrero 2021

¡Buenas! Lo sé, estoy muy desaparecida y me repito mucho, aún estoy intentando ordenar mi vida y organizarme para poder sacar adelante el blog. No pierdo la esperanza. Por lo pronto, os dejo las novedades para febrero, que no son pocas.









21 enero 2021

Reseña: La canción perfecta, Erin Hahn

La canción perfecta, Erin Hahn
Traductora: Natalia Navarro
Editorial: Libros de seda
320 páginas

Si Clay Coolidge, una superestrella de la música country de dieciocho años, no logra convencer a Annie Mathers para que se una a su gira veraniega, la discográfica que lo representa lo dejará caer. Eso es lo que pasa cuando tu imagen de chico malo se convierte en realidad en la de chico con mala vida. Annie es la heredera de una dinastía de la música country que vio cómo sus padres desaparecían de manera trágica. Detesta la fama y lo único que se permite es mantener su canal de YouTube, donde los seguidores se cuentan por miles. La discográfica quiere a Annie, por lo que Clay utilizará todo su encanto y desplegará todo su atractivo para conseguir que acepte acompañarlo en la gira.



Me gustan mucho las historias juveniles que hablan del primer amor, de un amor complicado, de una atracción que a primera vista no puede llegar a buen puerto. Clay y Annie tienen algo en común: para los dos la música es toda su vida. Pero ahí acaban sus similitudes, pues Clay se el clásico chico malote que va de flor en flor y que conquista con la mirada y con su voz. Annie, sin embargo, es prudente, responsable y, por mucho que adore la música, no se atreve a enfrentarse a los focos, ¿por qué? Porque ha tenido una infancia dura, porque sus padres eran unos cantantes famosos que tuvieron un final trágico y ella no quiere que la señalen con el dedo como la hija de estos. Clay, por su parte, también tiene un pasado triste, aunque su respuesta a este es emborracharse, meterse en peleas y cantar, cantar y cantar. El destino quiere que estos dos muchachos se junten en una gira de verano y ambos sentirán por el otro una atracción que no podrán controlar. La admiración no es solo física, ambos reconocen el talento en el otro, y eso será lo que los remueva por dentro.

La canción perfecta es una historia sobre un amor complicado, sobre dos personas que se gustan pero que saben que no son buenas la una para la otra. Annie está rota y Clay lo rompe todo, ¿cómo podrían funcionar juntos? La música está muy presente en esta bonita historia, un relato que se lee muy fácil y que engancha por la mezcla de dulzura y perversión que destila. Tiene personajes secundarios muy buenos y los protagonistas se ganan fácilmente al lector, sobre todo Annie.


La canción perfecta es una historia dulce y amarga a partes iguales. Una historia sobre el primer amor, el amor juvenil, sobre la música y la fama, sus luces y sus sombras. Una historia muy interesante, muy recomendable.