14 agosto 2015

Leer en la playa o en la piscina


Hace unos días leí una pregunta que me llamó la atención para un debate: ¿os gusta leer en la playa o en la piscina? ¿Sois de los que vais cargando con un libro a estos lugares? Sé, de antemano, que va a haber diversidad de opiniones, pero también imagino cuál va a ser la respuesta mayoritaria.

Yo vivo en una ciudad costera y hace años siempre había un libro en mi bolso de la playa. Y cuando digo siempre es siempre. Me gustaba tumbarme al sol y leer un rato, disfrutar de una buena historia en la arena. Aunque lo cierto es que con el tiempo esa costumbre fue siendo menos y menos frecuente. Me llevaba el libro, eso sí, (o más bien el kindle, que es lo que ahora se estila), pero se quedaba en el bolso y no le hacía ni caso. Si me pongo a valorar el por qué de este cambio de costumbres puedo llegar a varias conclusiones: 1. en el presente voy mucho menos a la playa, por lo que cuando voy, me gusta disfrutar al cien por cien del lugar; 2. la compañía tal vez influya también, no es lo mismo ir a la playa con tus padres que ir con tu pareja o con tus amigos; 3. volvemos al cliché de que el verano me afecta a la hora de leer y que en esta época apenas lo hago. Pocas veces cargo con el kindle y cuando lo hago, normalmente ni lo toco. Ahora, que me he vuelto tan tiquismiquis, el hecho de abrir un libro en la arena me produce estrés -vaya que se me rompa, que se ensucie, que se llene de arena, que lo moje, etc.-, aunque no voy a negar que al ver esta imagen que he puesto en la entrada pienso: qué maravilla, sol, mar y un buen libro. Imagino que todo depende de la situación, si decido irme una semana entera a la playa de vacaciones y estoy todo el día tirada en la toalla, pues sí me gustaría ponerme a leer, pero para un rato o dos que voy a la semana, pues prefiero hacer otras cosas, como chinchar a mi novio para que se bañe, meterme en el agua como una pazguata milímetro a milímetro o preocuparme por que no haya ninguna medusa cerca (bah, qué va, si yo en el agua disfruto como una cría). 

Me encantaría saber cuál es vuestra experiencia en este tema. No he hablado de la piscina porque no voy a piscinas, pero imagino que me pasaría igual. ¿Os gusta leer en la playa o en la piscina? ¿Vais siempre con el libro en el bolso? 

20 comentarios:

  1. ¡Hola! Yo el libro a la playa no me lo llevaría porque no me gusta la playa jajaja y cuando voy estoy deseando irme lo antes posible. Si que he intentado llevarme un libro a la piscina pero o leo 5 páginas o no lo saco como tú jajaja y además que coger color con un libro en la piscina es complicado xD

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso me pasa a mí, como mucho lo saco e intento leer, pero al par de páginas desisto xD

      Eliminar
  2. jajaja tu entrada me da ánimos por hacerme una con la misma pregunta!! Te adelanto que también suelo llevar un libro en mi bolso... lo demás lo dejaré para que me visite!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Puf, yo también vivo muy cerquita de la playa y, aunque voy muy poquitas veces, nunca me llevo un libro precisamente por lo que comentas. Si voy a la playa muy pocas veces, las pocas que voy intento disfrutarla, me quedo mirando el mar, tomando el sol o cotilleando a otra gente xDD Y si voy con amigos o familia, pues siempre estamos hablando de lo que sea, aunque sean tonterías; creo que no le haría ningún caso al libro e incluso me arriesgaría a que se mojara o algo peor xDD Así que no, no leo en piscina ni playa; sólo leo en casita, que estoy más tranquila y concentrada :')

    ¡Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, yo igual, si voy es para disfrutar de la playa en sí: ya sea bañándome, jugando a algo o hablando con mis acompañantes.

      Eliminar
  4. Yo soy mucho de playa, aunque la verdad es que este verano no he leído nada. No sé por qué pero no me ha apetecido ponerme a leer...De todas maneras, el libro me lo llevaba igual, que nunca se sabe ;)
    Eso sí, este verano pude disfrutar de una escapada, y adoré el poder leer bajo la sombrilla tumbada en la hamaca jaja.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que en verano, a mí al menos, se me quitan las ganas de leer y lo hago poco, la verdad.
      Me alegro de que hayas podido disfrutar de esa escapada ;)

      Eliminar
  5. Antes no llevaba libros a la playa porque pensaba que lo terminaría mojando, pero hace algunos años he comenzado a llevarlo en el bolso. Es extraña la ocasión en que lo saco porque no voy muy seguido, porque la playa me queda un poco retirada.
    Últimamente estoy yendo mas a la piscina, pero por el momento aún no llevo un libro porque siempre que llego me la paso en el agua y ni tiempo para leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y con estas olas de calor que hemos tenido más ganas de agua y menos de libro, imagino :D

      Eliminar
  6. A la piscina llevo 100% de veces un libro porque suelo ir a pasar el día completo. A la playa ... depende del rato que vaya: si es para un par de horas no, pero si voy todo el día sí que suelo llevarlo =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que en la piscina me lo imagino de otra forma: sin arena, sin sal, hamacas... casi que apetece más el libro que en la playa :)

      Eliminar
  7. Hola guapetona! o.o me ha pasado prácticamente igual que a ti, cuando comencé a leer más e iba a la playa y tenia el libro en papel (por que eso de llevarme el e.book o la tablet me da algo con el agua, arena o que me lo roben) lo leía, pero como casi nunca iba sola, o te ponías con una cosa y otra en la playa ni lo tocaba; eso si, si estaba en una piscina-hotel o algo así durante una semana, y estaba sola, me zampaba un libro, sobre todo porque una hamaca es mucho más cómoda que una simple toalla en la arena.... xD
    Pero si, yo creo que depende de cada uno, el libro, las circunstancias climatologías, si hay mucha gente.... pero no hay que negar que una estampa como la de la foto es ideal :D
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, yo también he pensado en alguna ocasión lo que dices de que vaya que me roben el kindle en la playa, pero la verdad es que si me robaran, el kindle sería lo de menos, me preocuparía más el móvil, la cartera (por todas las tarjetas y demás) o las gafas de sol.
      Y sí, tienes razón, una hamaca es mucho más cómoda, porque esa es otra, leer en la toalla es tortículis asegurada jaja.

      Eliminar
  8. A la playa no llevo libro para leer porque basicamente no voy y eso que la tengo a 10 minutos pero no me gusta. La piscina es otro cantar. Siempre que me salgo a la piscina (que es propia y no comunitaria ^_^) el libro lo llevo en la mano. Me doy el chapuzon y a la tumbona a leer hasta que me seco y vuelta a empezar. Disfruto muchisimo esos ratos de piscina/lectura.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena rutina, sí :D Me están entrando ganas de piscina.

      Eliminar
  9. Yo no soy de ir a la playa y en general me aburro... así que para mí el libro es imprescindible xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, si no te gusta imagino que un libro te salva la tarde ;)

      Eliminar
  10. Hola guapa!!!
    Yo de piscina, por supuesto. No soy de bajar mucho a la playa...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte, yo no tengo ninguna piscina a la que pueda ir.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!