26 septiembre 2015

Me gusta mi blog

Hoy debería estar escribiendo una entrada sobre la adaptación cinematográfica de la segunda parte de El corredor del laberinto, que fui a ver al cine el pasado domingo, pero es una de estas entradas que no sabes cómo empezar y que cuanto más tiempo dejas pasar menos ganas tienes de escribir. Lo haré, sí, porque quiero contar qué me pareció la película, pero lo voy a dejar para otro momento en que esté más inspirada.

Hoy, por el contrario, voy a escribir otra entrada que todavía no sé muy bien cómo va a salir. Anoche, mientras daba vueltas en la cama sin poder conciliar el sueño (estoy en modo insomnio total últimamente), mis pensamientos tomaron un rumbo inesperado. Me acordé de que ya mismo es mi cumpleaños y me paré a pensar en el punto en que está mi vida en este momento. No pretendo contaros cómo me siento al respecto ni qué he hecho o pienso hacer con mi vida. Pero sí os comentaré que hubo un momento en que pensé en el blog, a raíz de valorar mi vida profesional. Muchas veces he comentado que Arte literario surgió a partir de una sugerencia que nos hizo una profesora en clase hace ya unos cuantos años. Este nunca pretendió ser un blog profesional, pero sí es verdad que, en cierto modo, a veces me ha facilitado las cosas. Pensé en el poco tiempo que tengo ahora para todo, en que ya ni siquiera leo y cuando lo hago no estoy cómoda, porque pienso que debería estar haciendo otras cosas. Y recordé tantos blogs que me gustaban y que poco a poco han ido cayendo. Por el momento ni se me pasa por la cabeza abandonar esto porque, sinceramente, es una de las cosas de mi día a día que más feliz me hacen. Sí, no lo niego, el blog me hace feliz, el simple hecho de ponerme aquí a escribir, de leer vuestros comentarios, de ver lo que he logrado. Llevo muchos años en esto y me doy cuenta de que cuando creé el blog tenía veintiún años... Dios mío, se me antojan tan lejanos ahora, a pesar de lo joven que sigo sintiéndome. He pasado mucho desde entonces, he vivido en varios lugares, he estudiado cosas distintas, he empezado mi vida laboral, he avanzado, y siento que también el blog lo ha hecho. 

Lo que quiero decir, aunque no parezca muy claro, es que me gusta lo que hago. Todo lo que hago. Mi trabajo me hace feliz, a pesar de tener que acostarme a las tres de la mañana, saltarme las series que me gustan y trabajar los fines de semana (no siempre pasa, pero llevo un par de semanas así). Mi blog me hace feliz, aunque a veces me quede sin ideas, lea poco y, por lo tanto, reseñe poco. Hay muchas cosas más que me hacen feliz y también otras tantas que, por ahora, solo son ideas o «y si...». No entra en mis planes abandonar el blog por muy mal de tiempo que vaya. Mientras me siga gustando la lectura, seguiré escribiendo por aquí.

Y después de esta extraña entrada tan sentimental, os dejo porque me voy a seguir trabajando. Prometo escribir sobre Las pruebas, aunque ya será la semana que viene. Espero que tengáis un estupendo fin de semana.

12 comentarios:

  1. ¡Qué bonito! No sabes cuánto te entiendo. A mí me pasa exactamente lo mismo ahora mismo. Pero fuerza, paciencia y a seguir siendo felices con nuestros blogs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que me hayas entendido, porque menudo caos de palabras. Si es que a mí el blog me encanta, pero me joroba no poder dedicarle más tiempo. Pienso en hace cuatro años, cuando leía diez libros por mes y escribía de dos a tres reseñas por semana. No sé cómo lo hacía, ahora me cuesta escribir una reseña a la semana. Y con lo demás, pues igual. Necesito días más largos o un superpoder que me permita no necesitar horas de sueño.

      Eliminar
  2. Es normal que a medida que tu vida se va a asentando tengas menos tiempo para el blog pero lo importante es que sigues teniendo esa ilusión del primer día y, aunque leas menos o actualices menos, esto te sigue gustando. Nunca hay que dejar las cosas que nos hacen felices y por eso me alegro que decidas seguir adelante con Arte literario.

    Yo cuando empecé el blog tenía unos 22 o 23, me quedaban unos meses para terminar la carrera e igual que tú leía mucho más y actualizaba mucho mi pequeño rincón porque casi todo el tiempo que tenía lo invertía aquí. Aún sigo haciéndolo porque tengo tiempo para ello, pero tu entrada me ha hecho pensar en lo mucho que voy a tener que organizarme de aquí en adelante. Este lunes comienzo de nuevo a estudiar y tengo clase de lunes a viernes por la tarde, esas normalmente eran las horas que le dedicaba al blog así que ahora tendré que replantearme mi horario y, seguramente, bajar el ritmo de publicaciones a la semana (sobre todo las reseñas, ya que tendré mucho menos tiempo para leer). Pero lo que tengo claro es que no me gustaría dejarlo, porque quiera o no Butterfly Kisses sigue siendo una parte importante de mi vida y me encanta hacer entradas, leer los comentarios y hablar con otros lectores como yo.

    Vamos, que toda esta parrafada que te he soltado era para decirte que te entiendo perfectamente y que me alegro mucho que aún sigas disfrutando con esto :D

    Un beso, Natalia ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, pues ya verás la diferencia entre tener todo el tiempo del mundo para el blog y verte privado de él. Lo peor no es hacer entradas en sí, es leer, porque yo quiero que lo más importante del blog sigan siendo las reseñas, pero si no leo... ya tú sabes xD
      En fin, es lo que tú dices, lo importante es que sigamos disfrutando de esto y nos siga llenando. El día que nos falte eso, se acabó.
      Un beso <3

      Eliminar
  3. Hola! ^^
    bonita reseña y me alegro mucho que esto sea como una especie de desconexion y algo liberador del día a día xD que te entiendo mucho; mi blog lo creé hace mucho, cuando empecé en la universidad más o menos... porquque me apasionaba la lectura y quería compartirlo, y entre una cosa y otra no pude aguantar la presión de todo y lo abandoné... y me apenó mucho.... siempre me acordaba de él y de todas las lecturas que me estaba perdiendo de leer y compartir... ahora aunque me lo he tomado un poco más enserio, sigue siendo como una forma de escape de la "vida-real-seria-y-laboral" y es que parece que es eso... que como ya eres mayor, tienes que centrarte en buscar trabajo y dejar las cosas que te gusta, porque son "una perdida de tiempo" y aveces aunque se siente así, para nada, es una vía de escape más de relajación, y de llevar más allá lo que nos gusta :)
    Así que te mando ánimos, para seguir con todo, y que sigamos mucho tiempo haciendo y disfrutando de lo que nos gusta :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí otra de las cosas que me agobié esa noche al pensar en todo esto fue decir: yo antes no tenía nada que leer, me iba a una librería y cogía la novela que me atrajera, sin haber leído reseñas, sin saber nada. Y me la leía porque yo lo elegía y porque tenía interés. Ahora me voy a mi estantería y veo los libros que tengo pendientes de editoriales y me empiezan a dar los sudores, porque creo que estoy en el momento en que más he acumulado y me agobia pensar que no los he leído y que tengo que hacerlo. Ya no leo libros simplemente porque me lo dice el estómago, porque me atrae la portada.
      Pero vaya, que son idas de olla, porque en realidad lo que tengo de editoriales es también porque quiero leerlo. Lo que pasa es que como que me asusta tener tantos y no tener tiempo para todos.
      Ays, no sé xD
      ¡Gracias por tu comentario con tu experiencia! :D

      Eliminar
  4. yo tambien adoro mi blog a pesar de los años porqu eme encanta leer desde niña y creo que eso no va a cambiar :) un abrazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo importante, que siga gustándonos lo que hacemos :)

      Eliminar
  5. Hola guapa!! Me encanta la entrada. A mí también me hace feliz mi, me gusta redactar las entradas, hablar de libros, de novedades, etc.. Es como mí propio rincón personal en el cual puedo compartir mi pasión por la lectura con otras personas, no lo tengo como una obligación, si no como un hobby que me encanta. Me alegro que te sientas a gusto con lo que haces, eso es lo más importante.

    Besos :*

    Un Lugar Mágico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí tampoco es una obligación, me parece que eso es lo peor en lo que se puede convertir un blog, porque en cuanto pasa a ser una obligación pierde el encanto. Si me preocupo por actualizarlo no es porque me sienta obligada a ella, es porque me gusta hacerlo, me gusta escribir en él todos los días, y por eso me frustra no poder hacerlo todo lo bien que se merece :)
      Un beso

      Eliminar
  6. Yo creo que muchos nos sentimos así con respecto a nuestros blogs. Yo comencé en blogger porque quería tener un diario de mis lecturas con un breve comentario sobre lo que me habían parecido. Después me enteré de que era posible colaborar con editoriales para que te enviaran libros y eso fue un gran incentivo que me hizo interesarme aún más. Procuré mejorar mi escritura, mis reseñas, mis secciones. Todo. Iba lanzada y le dedicaba muchísimas horas al día hasta que más o menos conseguí mi meta. Todo esto me hizo darme cuenta de mi verdadera vocación que era estar rodeada de libros a ser posible en una biblioteca o una editorial. Me di cuenta de que me gustaba escribir y que me gustaba mejorar día a día mi ortografía. Me llevó a montar un club de lectura juvenil en mi pueblo a estudiar filología hispánica y al final, mi blog se ha convertido en algo totalmente distinto. Ya no era un diario, ni una manera de conseguir libros, se ha convertido en una parte más de mi misma, tanto que aunque he estado mucho tiempo desconectada porque el tiempo no me lo permitía de otra manera, lo he vuelto a retomar con más ilusión que nunca, simplemente porque me encanta.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo más importante, que aunque el blog vaya cambiando con los años, aunque la idea cambie y esto se convierta en algo más, sigamos con ilusión y nos guste lo que hagamos. Sin eso, estamos perdidas.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!