30 septiembre 2012

Play, Javier Ruescas

Play, Javier Ruescas
Editorial: Montena
Publicación: 4 de octubre
512 páginas

Aarón Serafin acaba de regresar de pasar el verano con sus abuelos al otro lado del charco y viene dispuesto a retomar su relación con su novia Dalila. Lo que no espera el chico es que a su regreso las cosas hayan cambiado tanto. Al pasar por la casa de su novia, se encuentra con una congregación de gente coreando el nombre de la chica, medios de comunicación e, incluso, un improvisado escenario. Dalila ha superado unos castings y se ha hecho con el papel del personaje más famoso del momento para su adaptación cinematográfica. De todo esto Aarón nada sabía. Pero ahí no queda todo, pues al decidir regresar a casa se choca con un chico que resulta ser Leo, su hermano desaparecido, el que dos años atrás se fue de casa y nada volvió a saber de él. Ha vuelto y pretende retomar su relación fraternal con Aarón como si nada hubiera pasado, pero este no se lo va a poner fácil, y mucho menos cuando, un tiempo después, se entera de que Leo le ha robado sus canciones -porque Aarón compone-, se ha grabado haciendo playback y ha subido los vídeos a Youtube bajo el pseudónimo de Play Serafin. Y es que, encima, los vídeos están siendo todo un éxito, incluso para eclipsar la noticia de Dalila.


No miento si digo que lo que en primer lugar me llamó la atención de Play era que salía a la venta el día de mi cumpleaños; «Ya sé cuál será mi regalo (o, en su defecto, autorregalo)», me dije; pero no hizo falta, pues el autor, tan amable, se encargó de que me llegara a casa un ejemplar y, encima, antes de su publicación (¡Gracias, Javier!). De Ruescas he leído su primera trilogía publicada, Cuentos de Bereth. En realidad he leído solo los dos primeros libros y el tercero está ahora en proceso. Si algo me ha sorprendido de Play con respecto a su autor, es lo distintas que son sus primeras obras de esta. Vale que la trilogía narra una historia de fantasía, llena de magia, y la de Play es realista. Aun así, si hubiera leído las novelas sin saber el nombre del autor, nunca habría dicho que ambas (y por ambas quiero decir por un lado la trilogía, por otro Play) están escritas por la misma pluma. En mis reseñas de Cuentos de Bereth ya comenté que la historia me gustaba, pero que le fallaba el hecho de que no lograra engancharme, y que las descripciones, en ocasiones, se hicieran pesadas. En Play esto no ocurre. El libro tiene más de quinientas páginas y lo he leído en un suspiro, me ha enganchado y en todo momento estaba deseando poder tener un ratito para seguir leyendo. Hay descripciones, sí, pero en ningún momento se hacen pesadas, y el hecho de que la historia sea realista ha hecho que disfrute más de estas, quizás porque me pueda sentir más identificada con ellas (¡cómo me gustaría pisar tierras neoyorquinas alguna vez!). Sí, señores, esta novela no se lee, se bebe, y que el número de páginas no os asuste, porque se pasan sin que uno se dé cuenta. ¡Menudo ritmo el del libro, no solo el de los chicos Serafin!
En cuanto a la historia en sí, a la trama, decir que me ha gustado mucho la idea que ha tenido el autor, que se trata de una historia realista que no solo te hace disfrutar de las aventuras de estos hermanos, sino que también te mete en un mundillo que al menos para mí es desconocido. Imagino que detrás de esta historia ha habido un gran trabajo de documentación del autor para descubrir cómo funcionan las discografías y empresas de este tipo. La música es el hilo conductor de la novela; la fama, la meta; el amor, solo un motivo para llevar todo a cabo

Fuera como fuese, en la siguiente canción me esforcé más que en ninguna otra. Quizá nunca podría volver a hablar con ella, y saludarla a lo mejor se había convertido en un imposible. Pero una canción... una canción podría viajar por mil caminos y me acercaría a ella tanto como una palabra o un beso.

No, esta no es una historia romántica, es una historia sobre sueños y esfuerzo. Además, los personajes son hermanos, por lo que el tema de la familia estará también muy presente, aunque Leo sea un capullo (lo siento, para mí lo es) y Aarón un buenazo. Ese ha sido el fallo: la personalidad de Leo, tan imprescindible, por supuesto, para que la novela tenga sentido, porque todo parte de cómo el chico se aprovecha de su hermano, de cómo el otro se deja manejar. Por otra parte está el hecho de que este sea el primer libro de una trilogía, que me hace de nuevo plantearme la eterna pregunta: «¿Por qué? ¿Por qué el autor no lo ha condensado un poco y ha hecho de Play una novela única?» Si lo pienso, está claro que hay muchas cosas que aún deben resolverse, pero también es verdad que se podrían haber obviado algunas partes de la novela y haber hecho que tuviera principio, nudo  y desenlace. Eso sí, a mi favor tengo que la novela me ha encantado y que no me importa para nada que dentro de un tiempo (por favor, un año no, que no esperen a que se me olvide la historia, que sé que la segunda parte ya está escrita) tenga de nuevo a Aarón y a Leo, ¿o será solo a...?


Play ha sido todo una sorpresa para mí, porque esperaba una novela densa y me he encontrado con una historia sumamente atractiva, adictiva y con dos personajes con gancho. Sí, otra trilogía más, pero me ha gustado tanto que, en este caso, hasta lo agradezco.

♬ Con la colaboración de Montena ♬

10 comentarios:

  1. Gracias a la cantidad de reseñas positivas que he leído lo añadiré en mi wishlist, pero la novela juvenil no es parte prioritaria en mis lecturas. Eso sí, muy llamativos los extras que vienen. No sabía que fuera trilogía...

    saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Le tengo muchas ganas y espero conseguirlo pronto. ¡Gracias por tu reseña!

    Nos leemos, un besazo :3

    ResponderEliminar
  3. La rabia que me da empezar trilogías o sagas nuevas eh? a mi me gustó, me pasó como a ti, me enganchó y la verdad que aunque tiene algunas cosas que no me terminan de encajar pues... Pero ¿una trilogía? Yo por mi parte preferiría una bilogía para atar cabos, que yo creo que tres se exceden pero vamos, por lo demás estoy contenta con el libro ^^ además ya nos dio sus razones Javier en el encuentro del otro día por lo de alargarlo ;) un saludito

    ResponderEliminar
  4. A mi la verdad que cuentos de Bereth no se me hizo pesado (solo he leído el primero) pero si dices que aquí el ritmo es mejor y las descripciones menos espesas seguro que me gusta mucho más ^-^
    Que la música juegue un papel muy importante y que vaya sobre sueños y esfuerzo me atrae mucho así que espero poder leerlo pronto :)

    Un besito♥

    ResponderEliminar
  5. A mi no me llamaba mucho la verdad, pero después de ir viendo buenas críticas y demás cada vez tengo más ganas de leerlo. Quizá me lo compre y lo lea, ya veremos :)
    Gracias por la reseña guapa :3 Un beso :3

    ResponderEliminar
  6. Quiero tenerlo, lo quiero...

    ResponderEliminar
  7. Quieeeero este libro YAAA xD

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. No sé porqué pero no me llama nada y, después de haber leído que es otra trilogía menos U.U
    Me alegro de que lo hayas disfrutado ^^
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Intento resistirme a las trilogías, pero si me lo pintas tan bien, es imposible.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Estoy a 100 páginas de terminarlo y por ahora coincido contigo en todo. Fíjate que es gordito pero se lee en nada y me estoy riendo un montón con las ocurrencias de Aarón y Leo!

    Un beso!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!