24 enero 2013

Un beso en París, Stephanie Perkins

Un beso en París, Stephanie Perkins
Traductora: Mar Mañes Bordes
Editorial: Plataforma Neo
437 páginas

Anna Oliphant va a comenzar el último curso del instituto y sus padres se han empeñado en que vaya a estudiar fuera de Atlanta. Más concretamente, a París, a la SOAP -School of America de París-. Eso supone dejar su casa, su vida, su rutina, a su familia, a su hermanito pequeño, a su mejor amiga y a Toph, el chico que trabaja con ella en un cine, el chico por el que está colada, el mismo con el que se besó el día de la despedida. También hay otros problemas: Anna no sabe nada de francés ni de Francia; vale, sabe que allí está la torre Eiffel, que Amélie es una película francesa y que hay muchos reyes llamados Luis. Pero ahí queda todo. Cuando Anna tiene que quedarse en la Residencia Lambert y sus padres se marchan, se siente morir. No obstante, por suerte, su vecina de al lado la oye llorar y acude en su ayuda. Mer es una chica agradable y hace lo posible por animarla; también le presenta a sus amigos: Rashmi, Josh y St. Clair. St. Clair, un chico bajito pero muy atractivo; un chico simpatiquísimo con un pelo precioso; un chico que se porta demasiado bien con Anna y que pasa demasiado tiempo con ella. Pero hay un problema, y es que St. Clair tiene novia.


Hace relativamente poco tiempo que esta novela estaba pegando fuerte por la bloggosfera. Cada semana, salían siete u ocho reseñas y todas eran superbuenísimas. Yo quería leer el libro, más que por las reseñas, porque sé que los ingredientes que lo componen son totalmente de mi estilo. No obstante, empecé a temer: a que mis expectativas me defraudaran, a que a mí no me gustara tanto, a que el resto del mundo estuviera exagerando... Lo dejé para más adelante. Y más adelante ha sido ahora, cuando ya no salen reseñas del libro, cuando ya hay muchos que lo han medio olvidado, cuando las aguas se han calmado. ¿Qué puedo decir? ¡He amado este libro!
Como suele pasarme cuando un libro me entusiasma, pido disculpas por adelantado por lo extensa que pueda salir esta reseña, pero es que tengo muchas cosas que decir y voy a hacer una pequeña división para ir por partes.

Trama. Un beso en París puede pecar de ser la típica historia de chica conoce a chico, se enamora de él, pero hay algunas dificultades que sortear. No obstante, tiene una serie de elementos que hacen que la historia sea más que eso: los personajes, la ambientación, el estilo. Es una novela juvenil, realista y romántica; para mí estos aspectos ya son suficientes para leerla. Dentro de lo juvenil, es una novela que, aunque no cuente con una trama muy original, tiene un estilo fresco y muy acorde al público al que se dirige, narra situaciones cotidianas de la vida con las que el lector puede sentirse identificado y es divertida. Dentro de lo realista, nos cuenta una historia que, valga la redundancia, cuenta con elementos reales, con personajes de carne y hueso y con acciones muy coherentes para estos personajes. Dentro de romántico, presume de una historia de amor preciosa, que se desarrolla paso a paso, que no es precipitada, que se vive, se siente y se disfruta, y que hace que el lector suspire, que le acelera el pulso, que le dispara los pom-pom del corazón.

Ambientación. Uno de los puntos fuertes de esta novela es la ambientación. ¿Qué mejor lugar que París, la ciudad del amor? Un lugar más que adecuado para una historia de amor, un lugar mágico, con encanto, que a la mayoría de las personas hace sonreír. Stephanie Perkins nos hace una visita por esta maravillosa ciudad, que intrigará a los que no han puesto un pie en ella y hará recordar con nostalgia a los que sí. Yo me encuentro en el segundo grupo, pero si tenía ganas de volver, con este libro se han incrementado. Los dulces, los crêpes de nutella, Notre Dame, el Sena... ¡Cuánta maravilla se respira en París! 
Otro aspecto a destacar es que la historia, además, se desarrolla en un internado. Esto le da más vida a la cosa, ya que no hay padres para controlar y los chicos viven su propia vida; además, conviven, están todo el tiempo juntos, comparten residencia. Siempre me han gustado las novelas ambientadas en internados.

Esto es todo lo que conozco de Francia: Madeline y Amélie y Moulin Rouge. El Arc de Triomphe y la torre Eiffel, aunque no tengo ni idea de cuál es su función. Napoleón, María Antonieta y muchos reyes que se llamaban Luis. Tampoco sé exactamente lo que hicieron, aunque creo que tiene algo que ver con la Revolución francesa, que a su vez tiene algo que ver con la Fiesta Nacional de Francia.

Estilo. Perkins tiene un estilo muy juvenil, fresco, directo. Escribe con el lenguaje de la gente joven, lo que es de agradecer en una novela de estas características. Gracias a este estilo, el libro se lee en un abrir y cerrar de ojos. Además, la autora tiene un algo especial que impregna esta historia y hace que el lector se pegue a ella y no la pueda soltar. No es misterio o suspense, es más bien algo así como necesitoseguirleyendoporquemeestaencantandotantoquenopuedoparar. El lenguaje da un toque más de realismo a los personajes y gusta, gusta mucho.

-Conoces París de toda la vida -continúo-. Hablas francés con fluidez, te vistes como un europeo...
-¿Perdón?
-Ya me entiendes. Ropa bonita, zapatos bonitos.
Levanta su pie izquierdo para mostrarme su calzado, unas botas toscas y hechas polvo.
-¿Estos?
-Bueno, no. Pero no llevas deportivas. Yo doy la nota completamente.  Y no hablo francés y me da miedo el métro y debería llevar tacones así de altos, pero odio los zapatos de tacón y...
-Me alegro de que no lleves zapatos de tacón -me interrumple St. Clair-. Entonces serías más alta que yo.
-Ya soy más alta que tú.
-Sólo un poco.

Personajes. Es el otro punto fuerte de Un beso en París. La mezcla del estilo de la autora y la trama hace que los personajes sean todos maravillosos, incluso los que no son simpáticos. 
Anna es la protagonista y le seguimos los pasos en esta historia. Es un personaje que, aunque pueda resultar imperfecto, es muy real. Es imposible no sufrir con ella en las primeras páginas de la novela, no sentir su angustia cuando sus padres se van. No siempre actúa bien, ni es la mejor persona del mundo, pero es humana y gracias a ella vivimos una de las historias de amor más bonitas de la literatura juvenil. Es verdad que al principio puede resultar un poco cargante con todos esos prejuicios que tiene acerca de la cultura francesa y con lo de no intentar integrarse, pero también la comprenderemos en esos momentos de indecisión con respecto a St. Clair.
Etiénne St. Clair es el chico, la otra cara de la moneda. Es perfecto, así nos lo ha perfilado la autora: simpático, tierno, cariñoso y guapísimo. Pero tiene novia y eso sí que es un problema, porque el chico se muestra claramente interesado por Anna desde el principio, porque la va conquistando poco a poco.
Mer, Josh y Rashmi son los nuevos amigos de Anna y sus compañeros en la SOAP y son los tres maravillosos y buenísimos amigos. Es difícil no encariñarse de ninguno de estos personajes.
James Ashley es el padre de Anna y no podía olvidarme de él. No es uno de los personajes principales, pero aun así quería mencionarlo, porque está basado en un famoso escritor que me encanta: Nicholas Sparks. Se ve que a Perkins no le gusta mucho este autor, pues no puede hacer del padre de Anna un personaje más insoportable.

Y después de haberme enrollado como una persiana, solo me falta mencionar unos cuantos detalles que me han llamado la atención: aparición estelar de Cesc Fábregas, futbolista que me hace mucha gracia porque tengo un conocido que, palabrita del niño Jesús, es igualito a él; y, por qué no, que es curioso que un jugador de fútbol español aparezca en un libro norteamericano como un ídolo de adolescentes. Por otra parte, me quedo con algo que he repetido a lo largo de la reseña varias veces: es ficción, vale, pero también es un libro real, con personajes reales y situaciones reales; es una historia que hoy le ha tocado vivir a Anna, pero que mañana te puede tocar a ti. Y, para finalizar, solo me queda decir que me alegro de haberle dado una oportunidad a este libro, porque me ha hecho enamorarme junto a Anna, reír con su bigote de chocolate, adorar a estos cinco amigos, desear pisar París en este mismo momento y tachar los días que faltan para la publicación de Lola y el chico de al lado.


¿Por qué leer Un beso en París? Porque es un libro realista, divertido, con un estilo fresco, porque tiene una de las historias de amor más bonitas que he leído, porque es fácil identificarse con sus personajes, porque estos son maravillosos, porque tiene gancho, porque la ambientación no podría ser más adecuada y mejor, porque es una historia sencilla pero con encanto.

♬ Con la colaboración de Plataforma Neo ♬

19 comentarios:

  1. Estoy deseando leer este libro. Le tengo en casa desde navidad pero creo que esperare a que salga Lola y el chico de al lado.
    Un beso!

    http://we-are-fire-and-rain.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. He leído muy buenas reseñas de este libro, y me apetece mucho leerlo, pero de momento tengo mucho pendiente y me he propuesto no comprar nada por ahora, así que tendré que esperar a leer todo lo que tengo por casa jeje Besos

    ResponderEliminar
  3. Todo lo que he leído hasta ahora son buenas críticas.Me lo apunto!
    :)

    ResponderEliminar
  4. Como para no enamorarte de éste libro <3

    ResponderEliminar
  5. Me encanto este libro =) Que ganas de leer el de Lola ^^

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Muy buena reseña, espero poder leerlo pronto :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. A pesar de lo bien que lo ponen todas las reseñas...no me llama. SErá por la temática.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Es una maravilla y estoy totalmente de acuerdo contigo en todo.

    Un libro muy realista que aconsejaría a todo el mundo.

    Aramat

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo; estoy enamorada de este libro *_*

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo en espera y, la verdad, después de leer todas las reseñas que he leído, me muero de ganas por empezar con él.
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Ainsss lo sabíaaaaaa!!!! Te juro que cuando terminé de leer el libro pensé en ti, porque sabía que te iba a encantar!!! Es que eres muy como yo en ese aspecto y sabía que lo ibas a amar ♥♥♥

    Totalmente de acuerdo con todo lo que has dicho en la reseña. Sobre todo, que es cierto que es ficción, pero la autora consigue hacerlo taaaaan real!!!! Y por supuesto, el toque mágico que tiene!!

    Estoy deseando leer a Lolaaa!!!


    Un besoteee grandeee :D

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que esta bastante bien, tengo ganas de leer el próximo libro de esta autora.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Ainss Natalia y tú resistiéndote xDD Yo sabía que te iba a encantar y me alegro mucho de no haberme equivocado ^^

    Ahora a esperar la historia de Lola :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Hola, participa en el sorteo y gana uno de los dos lotes con 6 LIBROS.
    Participa aqui: http://leeprincesa.blogspot.com.es/2013/01/sorteo-de-san-valentin.html

    -Primer lote de libros:
    1-Un beso en París, Stephanie Perkins
    2-Perdona si te llamo amor, Federico Moccia
    3-No sonrías que me enamoro,Blue Jeans

    -Segundo lote de libros
    1-Canciones para Paula,Blue Jeans
    2-Almas gemelas,Elizabeth Chandler
    3-Quantic love, Sonia Fernández

    ResponderEliminar
  16. Muy buena reseña, pero no me termina de llamar su argumento, así que no me dejo tentar en esta ocasión.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. My buena reseña, desde que subiste acerca de este libro en los días previos me han dado demasiadas ganas de leerlo, pero con que sorpresa me he encontrado que no está en ninguna librería ojala lo encuentre pronto porque me ha encantado lo poco y nada que he leido de él.

    Saludos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!