Busca en Arte Literario

Cargando...

26 junio, 2013

El chico de la estrella y otros cuentos, José Lupiáñez

El chico de la estrella y otros cuentos, José Lupiáñez
Editorial: Port-Royal
234 páginas

Seis son los cuentos que aquí se recogen, bajo el título genérico de El chico de la estrella. Escritos con un lenguaje sencillo y vigoroso, no exento de humor, reconstruyen, desde distintos ángulos, un tiempo lejano y cercano a la vez, que tan decisivamente ha condicionado el hoy que vivimos: años de sombras de postguerra, de planes de desarrollo y NODO; con el Diario Hablado de Radio Nacional de España al fondo y las campañas del Domund; de encuentros con el cine y sus diosas: Kim Novak, Marilyn Monroe... Un tiempo de paseos y descubrimientos, de desengaños, de cambios y rebeldías, pero siempre lleno de esperanza; justo la etapa que discurre entre el nacimiento de los Beatles y la llegada del hombre a la luna. 
(Texto extraido de la contracubierta del libro)


Como bien pone en la sinopsis, son seis los relatos que componen este libro; seis relatos que he leído pacientemente, poco a poco y sin ninguna prisa; seis relatos de los que hablaré individualmente en esta reseña.

1. El milagro de los peces. Creo que es el más breve de los relatos, el más tranquilo, el más sereno. Lo leí hace varios meses y lo recuerdo a medias, por lo que será el que menos profundamente trate. En este cuento se pone de manifiesto eso que se lee en la sinopsis: los recuerdos de una infancia, de la de los que nacieron una década antes que yo. 

2. Don Siro. Esta es la historia de un maestro duro de roer, de esos que todos hemos tenido en alguna época de nuestra vida. ¿No os suena eso de "¿Te ha tocado don Siro? Pues prepárate"?. Don Siro representa a todos esos profesores de los que guardamos un recuerdo no muy agradable, esos enseñantes a los que era difícil ver una sonrisa, que nos hacían temer ir al colegio. Este relato es, por otra parte, trágico, con un giro inesperado que pone patas arriba la historia. 

3. El imperio de César. Este es el más inverosímil de todos los relatos. Es cruel y tiene un toque de fantasía. No sé si el autor ha querido exagerar, pero, desde luego si su intención era pasar esta historia como realista, yo no me la he creído. Trata de una familia en la que uno de los hijos es poco menos que un salvaje y está encerrado y atado en una habitación. 

4. El secreto. Bonito y dulce, de fácil lectura, agradable. Este relato rompe con lo que llevamos leído hasta el momento y nos ofrece una historia de amor juvenil. Un chico se enamora de su vecina, quien tiene un secreto que al ser descubierto la hace desconfiar de su amigo. Esta sí es una historia realista, con un final amargo, pero muy creíble debido a la edad de los protagonistas.

5. Regina y el vértigo de la eternidad. Este ha sido mi relato preferido, el de una mujer que ha perdido a su marido y su hijo y decide dejar de disfrutar de la vida. Ha ido a comprar un ataúd en el que la entierren cuando muera y ha perdido toda ilusión. Aunque parezca lo contrario, es un relato conmovedor y esperanzador, en el que se pone de manifiesto la capacidad humana de canalizar el dolor y seguir adelante. 

6. El chico de la estrella. Este último relato trata de un grupo de amigos en el que hay un cabecilla que es derrocado por otro chico, quien rapidamente se convierte en el nuevo líder. Es una historia que puede recordar a nuestra infancia, que pone de manifiesto sentimientos como el de la amistad, los celos, el primer amor, el dolor.    


El chico de la estrella y otros cuentos es un libro de agradable lectura en el que nos encontramos relatos muy diferentes que tienen en común la infancia y los recuerdos (excepto, quizás, el quinto relato). Es muy recomendable, sobre todo, para que lo lean los chicos de instituto, porque, como bien dijo el autor en la presentación, es un libro agradable, variado y con un lenguaje muy apto para esta edad en la que la gente aprende a expresarse con propiedad.  

2 melodías:

Sandrus dijo...

No se, dudo que lo lea. No me llaman mucho.

Besootes y gracias por la reseña

Claudiettha J.V. dijo...

No me llama demasiado la verdad...