29 septiembre 2016

¿Quién es esa chica?, Mhairi McFarlane

¿Quién es esa chica?, Mhairi McFarlane
Traductora: Elisenda Nierga Frisach
Editorial: Libros de seda
416 páginas

¿Qué es lo que hace la novia en una boda? Besar al novio. ¿Y qué es lo que NO SE HACE EN UNA BODA? Besar al novio de otra.
Cuando a Edie la pillan en una situación comprometida en la boda de una compañera de trabajo, todas las culpas recaen en ella. Y entonces se da cuenta de que su nivel de popularidad en la oficina no es muy distinto al que tenía en el instituto.
Rechazada por todo el mundo y muerta de vergüenza por lo que se publica en las redes sociales, su jefe le sugiere que se tome un año sabático. Él ya le ha buscado qué hacer durante ese tiempo: escribirá la autobiografía de Elliot Owen —escribirá como negra, vaya—, un nuevo actor con mucho talento. Lo único que tiene que hacer es bajar la cabeza y llevarse bien con él. Fácil, ¿a que sí? Pues no, porque el tal Owen es un engreído de proporciones épicas de todo punto insoportable.
(Sinopsis de la editorial)


Cada vez que doy con una novela de estas me pregunto por qué no leo más romántica contemporánea, por qué. Evidentemente, dentro del género hay de todo y hoy día están saliendo demasiadas historias que ni fu ni fa, pero una siempre tiene apuestas seguras, y en eso se acaba de convertir Mhairi McFarlane para mí, de quien sé que han publicado unos cuantos libros más en España y a quien seguiré la pista.

¿Quién es esa chica? pinta como la típica novela de comedia romántica sencilla, romántica y divertida. Sobre todo divertida. No voy a negar que esperaba más de este libro, pero tampoco puedo negar que me ha gustado mucho. Necesitaba algo así, algo que me hiciera feliz, algo que me alegrara un mes de agosto un poco gris (que fue cuando la leí), que me hiciera reír y me sacara algún que otro suspiro, y lo cierto es que lo ha conseguido. No es la novela más divertida que he leído, tal vez ese es el punto que más me ha decepcionado, porque, ciertamente, pensaba que la historia sería tronchante, pero sí que me ha arrancado alguna carcajada.

No obstante, dejando eso a un lado, por lo demás me ha parecido fantástica: la historia romántica surge poco a poco, la protagonista es la caña, el chico es lo más mono que puedas encontrarte en un libro, la hermana y el padre de Edie son geniales, sus amigos más de lo mismo, y encima la novela trata un par de temas que son bastante interesantes: por una parte, ese lado de la fama que nosotros no vemos, el que concierne al famoso y a todo lo que lo rodea. La novela habla de todo lo que se esconde tras el velo de la fama y lo mucho que esta puede afectar a una persona en todos los aspectos de su vida (familiares, pareja...). También nos muestra cómo en este mundillo de las celebridades todo se saca de contexto, todo está preparado y todo es una burla, una mentira. El fan, que tanto adora a su ídolo, no se da cuenta de que este es una persona de carne y hueso, como él. Por otra parte, está el tema más serio de la novela, el que se centra en la personalidad de Edie. Esta es una chica insegura y muy incapaz de creerse lo que vale. Está empeñada en boicotearse a sí misma, en rodearse de gente que no le conviene, en ser infeliz. Poco a poco vamos descubriendo que Edie es la responsable de su mala suerte, por muy mal que suene, y gracias a su vecina -una señora bastante repelente-, abrirá los ojos y descubrirá que ella es la dueña de su felicidad. Qué de moda están estos temas hoy día, pero nunca los veo de más si ayudan a los lectores a hacerse con las riendas de su vida y a aprender a ser un poquito más dichosos.


Me ha gustado este libro, a pesar de que me hubiera gustado reírme más. Me han gustado los personajes, sobre todo Edie, la protagonista, que es una chica muy real, un personaje muy de calle, muy normal; y Elliot, que es un bomboncito y se ha ganado mi corazón con su lado más dulce. Como pega le pongo que está plagada de referencias que no he entendido, algunas de ellas sí, pero muchas otras no, de bromas, citas, títulos, famosos que yo no he pillado. Supongo que habría sido una lectura más divertida si hubiera participado en todas esas bromas.

5 comentarios:

  1. Me alegra saber que a pesar de todo, el libro, te ha acabado gustando. Es una pena cuando los libros ponen tantas "bromas referidas a algo en concreto" ya que muchas veces no las entendemos y eso nos impide disfrutar del libro al 100%... Me apunto este descubrimiento ^-^

    ¡SE MUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIZ 😊😊💕!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! La verdad es que la sinopsis tiene muy buena pinta. Quizás me anime a leerlo :)
    Un besazo♥.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, guapa!
    Me alegro de que lo hayas disfrutado ^^ A mi no me llama demasiado así que lo dejaré pasar.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Ooh! no sabía nada de este libro. A mi me gusta la novela romántica contemporánea, sin duda quiero leerlo. Me lo apunto en mi lista de deseos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Por la portada la hubiera descartado pero por lo que dices que es divertida y que te ha hecho feliz me la apunto porque necesito historias de este tipo.

    Saludos

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!