28 julio 2017

Hablemos de Por trece razones

¡Buenas! Hace un par de días publiqué en el blog una entrada hablando de las series que he visto últimamente; una que mencionaba es Por trece razones, que tan famosa se ha hecho y tantos comentarios de todo tipo está suscitando. Ya que en los comentarios de esa entrada algunos disteis vuestra opinión sobre esta historia, he pensado que estaría bien hablar más detalladamente de ella, y por eso la traigo a esta sección, que tan olvidada tengo.

«Hablemos de» es un hervidero de spoilers, así que si no has leído la novela/visto la serie y no quieres enterarte de detalles importantes, te recomiendo que no leas esta entrada. Todo el mundo puede participar dando su opinión en los comentarios. 

No puedo empezar esta entrada sin informaros de que yo no he leído el libro, tan solo he visto la serie. Así pues, si existen diferencias entre ambas historias, las desconozco, y yo solo me voy a centrar en lo que la serie quiere transmitirnos.

Se ha dicho mucho de esta serie, aunque confieso que yo no me he enterado de la mayoría de los comentarios que se han hecho, pues la vi tarde y huí de todas las reseñas que se hacían por miedo a enterarme de spoilers. Sí sé que en algún país la han prohibido porque, según dicen, incita al suicidio. También he visto en los comentarios de la entrada anterior que se han hecho críticas diciendo que esta serie anima a los jóvenes en lugar de denunciar. A este respecto, me gustaría decir que considero que las cosas se han llevado un poco lejos. Leí en una entrevista al autor que este decía que él hablaba de las cosas de las que nadie quería oír hablar, y estoy totalmente de acuerdo con esa afirmación. Hay temas que no nos gustan, cosas de las que no queremos enterarnos. Todos estamos muy concienciados sobre el bullying, sí, sobre lo terrorífico que es y lo mucho que tenemos que luchar por evitarlo, pero no nos gusta tanto oír sobre casos específicos.  Por trece razones es una serie muy cruda y además te muestra escenas que no quieres ver: violaciones (y dos, por si fuera poco), maltrato, suicidio... Son escenas desagradables, yo misma tuve que apartar la mirada en el último capítulo para no ver a Hannah cortarse las venas, porque, señores y señoras, la escena se muestra en todo su esplendor, y eso nos molesta. A mí me parece bien que se haga una serie sobre un tema real que muestre las cosas tal y como son. ¿Que anima a los jóvenes al suicidio? Me gustaría leer qué opináis vosotros de esto, porque yo no creo que sea así. No veo, al menos, una razón que me lleve a pensar que eso es verdad. Hannah es una protagonista especial, es dramática, le gusta hacerse la víctima (es mi opinión), pero es que hay muchas personas así y no por ello vamos a tenerlas menos en cuenta, y cada uno vive su situación a su manera. Según desde el punto de vista que se mire, alguien podría pensar que tampoco es para tanto lo que le sucede con algunos personajes (como con Alex o Zach), pero bueno, así son las cosas, una persona que tiene tendencia a tomarse las cosas muy a la tremenda no puede hacer nada por evitarlo, y existen personas así. Me parece que hay que centrarse más en que Hannah necesita ayuda y que a una persona débil que se viene abajo fácilmente no se la puede machacar aún más, porque entonces explotará. ¿Que anima a la gente al suicidio? Yo diría que más bien anima a la gente a que pida ayuda una, dos y tres veces, y a personas diferentes, a que confíe en sus familiares, a que hable con sus amigos. Hannah comete el error de no ser sincera con Clay, la única persona que la puede ayudar de verdad, y ese error les cuesta caro a ambos.

Otra cosa acerca de la que he leído mucho es de la cinta de Clay. ¿Qué hace la única persona buena de la serie en las cintas de Hannah? Cuánto deseábamos saberlo todos, ¿eh? Y entonces llega ese batacazo, esa explicación sin fundamento de por qué Clay hizo daño a Hannah. Es una falta de comunicación total y absoluta la que existe entre estos dos personajes, que ni siquiera me queda claro si eran amigos o simples compañeros (yo espero algo más de comunicación entre dos personas que son amigas, además de que Clay se pasa media serie negando que fueran amigos). Creo que Hannah deja bastante claro que él no debería de estar en las cintas y que, si está, es por culpa de ella, y no de él; porque ella sabía que lo necesitaba pero no creía que lo mereciera. Qué rabia ver cómo estos dos chicos se adoran y, sin embargo, todo acaba tan mal.

Aunque seguramente haya muchos otros temas interesantes que tratar sobre la serie, no quiero hacer una entrada exageradamente extensa (ya me ha salido bastante larga), así que ¿por qué no hablamos de ellos en los comentarios? ¿Y qué opináis vosotros de los que yo menciono?

4 comentarios:

  1. En la parte que dices que existen personas que tienen a tender a tomarse las cosas muy a la tremenda, es cierto. Porque hay ciertas personas que a veces son así y no lo pueden evitar. Es algo así(según yo) como si Hannah tuviera una herida ya sea de nacimiento o durante su infancia, pero no tiene su culpa. Y yo opino igual de eso que la serie incita a personas a suicidarse me parece bastante exagerado. Porque no se ve ningún mensaje de querer inducir a las personas a que comentan tal acto sino más bien, de querer a ayudarlos.
    Muy bueno la verdad.

    Un abrazo c:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo de verdad que no entiendo eso de que la serie anima al suicidio, ¿perdona? Eso ya es rizar demasiado el rizo.

      Eliminar
  2. Pues voy a ver la serie, que me tiene muy intrigada
    Me ha gustado tu reseña
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta el tema, te gustará la serie. Está genial.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!