08 mayo 2019

Reseña: Amy Snow, Tracy Rees

Amy Snow, Tracy Rees
Traductora: Natalia Navarro
Editorial: Libros de seda
512 páginas

Abandonada en la nieve para que muriera cuando solo era un bebé, Amy Snow nunca ha conocido el amor, ni lo que es tener una familia. A pesar de que la recogen en Hatville Court, allí no la quiere nadie, y tanto los señores como los sirvientes la desprecian.
Solo Aurelia Vennaway, la bonita heredera de la casa, intercede por ella. Amy la adora, es la luz de su vida, el centro de su mundo. Así que, cuando muere joven, ese mundo se hunde. Sin embargo, Aurelia le deja un último regalo: un puñado de cartas que esconden una clave que la llevará hasta un secreto que solo ella será capaz de descubrir. ¿Lo logrará? ¿Cambiará eso su vida? 
(Sinopsis de la editorial)


Amy Snow es una de las historias más BONITAS (con mayúsculas) que he leído en los últimos años. He leído novelas impresionantes, novelas que recomendaría una y mil veces, novelas que me han dejado con la boca abierta, pero esta es, sencillamente, preciosa, y Amy es un personaje maravilloso. La historia de Amy está llena de sombras, de vacíos, de secretos. Desconoce todo acerca de su procedencia y ha vivido toda su vida en una casa de bien donde los señores no la quieren por ser una huérfana a la que abandonaron en su puerta y que ha dado pie a numerosos rumores (como que es una bastarda del señor) y tampoco cuenta con el favor de los sirvientes porque ni siquiera ella es considerada como tal, pues goza de privilegios que no tienen los demás. Solo hay unas pocas personas que la quieren bien, dos sirvientes y Aurelia, la heredera de los Vennaway, su protectora y amiga más leal. Sin embargo, tras la muerte de Aurelia, Amy tiene que abandonar la casa y buscarse la vida, aunque no lo hace de manos vacías, pues su amiga le ha dejado dinero y una misión: seguir unas pistas que la llevarán hasta el secreto mayor guardado de la señorita Vennaway.

Amy Snow es toda una aventura, es la historia de una joven que ha vivido toda su vida dentro de un caserón y que apenas sabe de la vida, pero tampoco del amor y del cariño. Por si fuera poco, estamos en una época en la que la imagen de una señorita viajando sola no es muy favorable. Amy está de luto, tiene el corazón destrozado por la muerte de su amiga, y lo que menos le apetece es seguir el juego de esta, sobre todo cuando las pistas se complican más de lo previsto o Aurelia la envía a lugares lejanos y con personas desagradables. Pero este juego trae a Amy dulces momentos también, y gente maravillosa, y también propicia que conozca a dos hombres que le harán la vida un poco más dulce, pero también más complicada.

Es un libro largo, pero es que la aventura de Amy tiene mucha chicha y os aseguro que no sobra ni una de esas páginas que componen la novela. La historia es absolutamente maravillosa porque igual de maravillosa es su protagonista y no puedo hacer menos que recomendarla. Amy Snow es una delicia.

3 comentarios:

  1. ¡Holaa!

    Pues no me sonaba de nada el libro, pero desde luego no tiene mala pinta. Me gusta todo el tema de que la prota tenga que viajar sola en esa época y que haya todo un misterio de por medio, seguro que se pone muy interesante ;)

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la reseña. Ojalá el tiempo se detuviera mientras uno está leyendo, porque a los lectores empedernidos nos falta vida.

    https://imagoestinaqua.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Me lo llevo apuntado que tiene muy buena pinta.

    Saludos

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!