16 julio 2014

Romeo, Romeo, Robin Kaye

Romeo, Romeo, Robin Kaye
Traductora: Scheherezade Surià
Editorial: Terciopelo
319 páginas

A Rosalie Ronaldi solo le preocupa su carrera. Sobrevive a base de martinis y comida basura, tira los zapatos bajo la mesa del comedor, cuelga sus sujetadores de la barra de la cortina del baño y deja su ropa de cualquier manera sobre sillas y sofás...
Nick Romeo, sin embargo, es la fantasía de cualquier mujer: alto, moreno, tremendamente guapo, rico, buen amante y lo mejor de todo, le gusta cocinar y es extremadamente pulcro.
Él dice que quiere una mujer independiente, pero cuando se topa con Rosalie, lo único que quiere es cuidar de ella. Antes de darse cuenta estará limpiando su apartamento, abasteciendo de víveres su nevera y, ¡adoptando a su perro!
¿Cuál es el problema entonces? Pues un cambio de identidad, un robo ocultado cuando era menor de edad y una gran y curiosa familia italiana más que entrometida para su tranquilidad.
(Texto extraído de la contracubierta del libro)


Hace bastante tiempo que tenía este libro en mi estantería, casi desde que salió a la venta, desde que me lo recomendaron fervientemente. Hace calorcito y me apetecía algo ligero, romántico, divertido, así que decidí que este libro cumpliría con mis expectativas. Tengo mucho que decir acerca de la historia y no quiero enrollarme demasiado (que estamos en verano y, como ya he dicho, apetece leer cosas ligeras), así que voy a intentar esquematizar todo lo que tengo que decir para ser lo más breve posible.

Empezaré hablando de la trama. Es la típica historia romántica llena de clichés, con un puntito divertido que en más de una ocasión me hizo reír, con escenas de sexo que no aportan nada a la lectura y con una trama bastante sencilla que quiere complicarse un poco con el misterio del concesionario y la infancia de Nick, pero que no consigue despertar mucha curiosidad. Vamos, es una historia como muchísimas otras y las hay mucho mejores.

De los personajes es quizás de lo que más cosas tengo que decir. Me da la sensación de que la autora ha querido romper con esos clichés típicos de la novela romántica y de la vida en general en la que se presenta a una mujer más bien débil y a un hombre duro y muy masculino. Rosalie es una mujer independiente que no quiere casarse bajo ningún concepto y que no quiere perder las libertades de la soltería (no dar explicaciones a nadie, salir cuando quiera, hacer lo que quiera...). Es una tipa bastante dura, pero también bastante frustrante. Nick es el típico chico guapo, sexy y buen amante que, además, está forrado. No repite con mujeres y no se compromete. Sin embargo, aunque la autora nos quiere vender a un tipo duro, Nick termina (y empieza) siendo un calzonazos. Va de duro e insensible y en verdad ha perdido el culo por Rosalie sin apenas conocerla. Él, que detesta el compromiso, se va a vivir con su chica en el día uno de conocerla, le limpia la casa, le ordena la ropa, le compra un superaspirador y le hace la comida. Sí, no he podido evitar poner los ojos en blanco en prácticamente toda la novela. ¿Existe de verdad un hombre que cuando esté agobiado y preocupado se ponga a limpiar de arriba abajo la casa? Pues Nick es así, con lo duro que parece en las descripciones. Lo siento, pero ni me la creo a ella, ni me lo creo a él. Además, por mucho que la autora haya querido invertir los roles y dar un poco de vida a una pareja que podría ser convencional, lo que me parece es que ha metido la pata. El mejor personaje de todos es, sin lugar a dudas, Dave, un perro enorme y bastante gracioso.

-¿Quién necesita a los Monty Python cuando me tienes a mí para reírte, verdad?
-No me río de ti. Bueno, de acuerdo, supongo que sí, pero solo porque eres una monada.
Nick se sentó en la cama y refunfuñó.
-¡No digas eso! Es como el beso de la muerte. ¿No sabes que se supone que nunca debes decir que un hombre es una monada? Los cachorritos son una monada; los muñecos de peluche son una monada; los bebés son una monada. Yo estoy bueno, soy atractivo...
-Por no decir modesto, sencillo, humilde...
-De acuerdo, eso también. ¿Cómo te sentirías si dijera que eres una monada?
-Muy bien, lo admito. Monada es la palabra equivocada. ¿Qué tal irresistible?
-Mejor. -Le apartó el pelo detrás de la oreja-. Así que piensas que soy irresistible, ¿eh?

En cuanto a la narración... ¡uf! He tenido un problema muy grande con esta novela. En primer lugar, porque la traducción está bastante regular. Me da la sensación de que el original está plagado de lenguaje coloquial y de frases hechas que se han traducido, en muchas ocasiones, de forma literal, porque hay párrafos que tiene frases que he tenido que leer, releer y rereleer y he seguido sin comprender. Por otra parte, el estilo de la autora no me ha terminado de gustar y hay muchas veces en las que sus bromas no me han hecho gracia. El libro es raro, muy raro: la traducción es rara, las gracias son raras, las conversaciones son raras, los personajes son raros...

Pero bueno, a favor del libro diré que quería algo entretenido y lo he encontrado, quería algo que no me hiciera pensar y lo he encontrado, quería algo ligero y lo he encontrado y lo cierto es que la novela se lee bastante rápido. Pero todo esto no compensa y si tuviera que puntuar esta novela se llevaría un suspenso, porque libros que cumplan los requisitos que pedía hay a montones y mucho mejores.


Romeo, Romeo es una buena lectura si quieres algo que simplemente te entretenga y no eres muy exigente. Pero hay novelas románticas y divertidas mucho mejores que esta, por lo que yo no recomendaría la historia de Kaye.

8 comentarios:

  1. Yo ya me esperaba esta opinión. Recuerdo que también releí cosasque tampoco acabé de entender xD La prota es una cansina y el chico un flojo ajjaja que no que no, que no es una novela para recomendar. Y tú la terminaste entera, qué tía!!!

    ResponderEliminar
  2. yo lo leí hace tiempo, es verdad que la traducción es algo rara.

    besos :)

    ResponderEliminar
  3. Pues, nunca me ha llamado mucho... pero ahora menos todavía xD No sé, nunca ha estado en mi lista y no lo estará ahora. Qué pena que todo te haya resultado tan raro!

    Espero que el siguiente te enamore!!!

    Un beso!!

    PD: sigo el blog de la traductora desde hace un tiempo...

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo pendiente de leer, pero no me acaba de llamar por todo lo que he leído de el.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. suena bueno, pero no lo se!! tienes un blog hermoso, asi que ya te sigo, ojala puedas psar por mi blog & si te gusta seguirme! un beso<3

    ResponderEliminar
  6. No creo que lo lea, la verdad xDDD.

    ResponderEliminar
  7. No creo que lo lea, la verdad xDDD.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!