19 abril 2016

Enciéndeme, Tahereh Mafi

Enciéndeme, Tahereh Mafi
Destrózame #3
Traductora: Andrea Romero
Editorial: Oz
314 páginas
Puede haber spoilers de libros anteriores

Juliette consigue sobrevivir tras el disparo de Anderson, el líder del Restablecimiento. Warner se ha quedado con ella mientras se recuperaba y es el encargado de explicarle el trágico final del Punto Omega y sus amigos, pero ella no cree ni una palabra. ¿Cómo podría hacerlo teniendo en cuenta quién es y cómo se ha comportado hasta ahora? Sin confiar ni un ápice en Warner, le exige volver al Punto Omega y ver con sus propios ojos qué es lo que ha ocurrido. Finalmente, cuando Juliette llega comprueba que todo está destrozado.
Con el Punto Omega destruido no sabe si los rebeldes, incluido Adam, están vivos. Ahora tiene incluso más motivos para destruir El Restablecimiento de una vez por todas. Deberá confiar en Warner, una persona a la que jamás pensó que confiaría su vida. Pero el chico ha prometido ayudarla a controlar sus poderes y a Juliette le será más fácil de lo que cree confiar en él. 
Cuanto más tiempo trabajan juntos, Warner se da cuenta de que todo lo que creía saber sobre él o sobre sus habilidades, incluso lo que pensaba sobre Adam, era erróneo. Las apariencias engañan y todos tenemos un pasado que nos acompaña, un pasado que nos hace ser quienes somos. Juliette no quiere que Warner esté con ella solo para ayudarla a controlar sus poderes. Parece que, después de todo, el hijo del líder del gobierno no es el enemigo.
(Sinopsis de la editorial)


La serie Destrózame me atrajo muchísimo en cuanto la conocí, la historia, la protagonista con su poder, la forma en la que estaba narrada la novela. No obstante, al leer el libro me quedé un poco decepcionada; la historia estaba bien, pero no estaba a la altura de mis expectativas, no era lo que yo esperaba ni lo que había leído en tantas críticas maravillosas. Luego salió Libérame y, aunque me gustó para conocer mejor a los personajes, no me enganchó. Estaba deseando leer Enciéndeme y conocer el final de la saga porque, aunque los libros anteriores no me hubieran parecido maravillosos, la historia me gustaba y había un par de personajes que me habían robado el corazón (Kenji y Warner). Enciéndeme me ha parecido fabuloso, todo lo que no encontré en libros anteriores, todo lo que esperaba y más.

Menudo triángulo amoroso hay en esta saga, y a mí no me suelen gustar. En este caso, además, me gustaban los dos chicos. Adam era tan tierno, tan bueno con Juliette; y luego Warner, el villano, el tipo duro, el malo que secuestra a Juliette para usarla en la guerra. ¿Qué tenía Warner que tanto me gustaba? Yo, que suelo ponerme siempre del lado de los buenazos, en esta ocasión me fijé de más en el malo. Warner, a ojos de todos, era el villano de esta saga, el malo, malísimo. Pues yo preferí a Warner mil veces más que a Adam, será porque el personaje era mucho más interesante, porque Adam se pasaba de buenazo. Bien, pues olvidaos de lo bien que conocéis a estos personajes porque en Enciéndeme tenemos, claramente, a un nuevo Adam, a un nuevo Warner y hasta a una nueva Juliette. Y eso es lo que menos me ha gustado. Es decir, me encantan los nuevos personajes (excepto Adam), pero creo que el cambio es muy, muy brusco. Adam me sacó de mis casillas y ni pena me dio su situación debido al comportamiento que adoptó; Warner se vuelve un blandito que, sí, me encanta, pero no así de repente, no en un hombre que se ha mostrado despiadado en toda la saga, no en Warner, en él, de repente, no; y lo de Juliette me lo tengo merecido por tanto criticar que la muchacha no deje de llorar, pero es que pasa de llorar amargamente por las esquinas a querer gobernar el mundo. No me disgustan estos cambios, pero me hubiera gustado descubrirlos más lentamente para que resultaran más reales.

-¡No tienes ni idea de nada!
-Oh, ya lo sé -dice, avanzando-. Lo entiendo perfectamente. Él está enamorado de tu tranquilo y tímido caparazón. De lo que fuiste. No tiene idea de lo que eras capaz, de lo que podrías hacer si te presionan demasiado.
Desliza la mano por detrás de mi cuello; se inclina hasta que nuestros labios están a pocos centímetros de distancia.
¿Qué les pasa a mis pulmones?
-Eres una cobarde -susurra-. Quieres estar conmigo y eso te aterra. Y te avergüenza -afirma-. Te avergüenza poder querer a alguien como yo. ¿No es cierto? -Baja la mirada y su nariz roza la mía.

Dicho esto, todo lo demás es fabuloso, Enciéndeme es una mecha que una vez enciendes tienes que correr y acabar antes de que explote. Porque engancha, digo si engancha, y necesitas leer y leer, y saber qué va a pasar, y seguir conociendo a Warner, y riéndote con Kenji, y adorando a James, y odiando un poquito a Adam, y emocionándote con Juliette. Corre, porque la mecha se está consumiendo y porque llega la guerra, y porque estos chicos prometen salvar el mundo de las manos de un tirano (y no, no es Warner). Si tuviera que ponerle una (segunda) pega al libro, es que todo es genial menos las últimas veinte páginas, más o menos, que son las de la guerra. Sí, la guerra se liquida en unas pocas páginas, el final es precipitado y no te deja con la boca abierta, pero se lo perdono, a pesar de que al terminar el libro me quedé extrañada, sin saber si era realmente el final o habría otro libro después.

Enciéndeme cuenta además con una preciosa historia de amor (y no diré quiénes son los protagonistas) que, esta vez sí, me ha conmovido. Con lo sensible que estoy últimamente con las historias románticas, esta me ha agradado por completo y me ha hecho sonreír de oreja a oreja. Sabía que Tahereh Mafi acabaría sorprendiéndome, sabía que esta historia tenía mucho más que ofrecer, aunque es una pena que no haya sido hasta el tercer libro cuando haya decidido brillar. Lo que sí he echado un poco de menos es ese estilo de la autora, esos pequeños detalles narrativos que hacen de esta una saga distinta. Sigue estando la esencia de Mafi, pero me hubiera gustado que hubiera más.

Las palabras, en mi opinión, son criaturas imprevisibles. Ninguna pistola, ninguna espada, ningún ejército ni ningún rey podrá tener más poder que una frase. Las espadas pueden cortar y matar, pero las palabras te apuñalan y se quedan ahí, se hunden en nuestros huesos y se convierten en cadáveres que arrastramos en el futuro, que no paran de escarbar y cuyo esqueleto jamás lograremos arrancar de nuestra carne.


Enciéndeme es un final de oro para una saga que prometía mucho, pero que en sus dos primeras partes no llegaba a brillar. Los personajes evolucionan mucho y la historia se vuelve, en este último libro, adictiva. Me quedo con muy buen sabor de boca con esta saga.

10 comentarios:

  1. El buen sabor de boca en una saga es principal para tener un buen recuerdo de ella. Me alegra que haya sido así ^-^

    ¡SE MUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIZ! :):)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, y me encanta que el final haya sido tan bueno.
      Un beso

      Eliminar
  2. ¡Hola!

    PAsé la reseña muy por alto, ya que todavia me queda esta saga entera pendiente para leer. Me alegra que hayas disfrutado esta ultima parte, incluso mas que sus anteriores.
    A ver si me pongo con esta sga muy pronto

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Pues espero que te guste la saga ;)
      Un beso

      Eliminar
  3. Me encantó esta saga, desde el primer libro. Y sí... no sé qué tenía Warner pero se convirtió en mi favorito también desde el principio :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? Mira que a mí siempre me gustan más los buenazos, pero en este caso Warner me conquistó.
      Un beso

      Eliminar
  4. Aún no he leído la saga así que no leo la reseña para evitar spoilers, sólo decir que las portadas de esta saga son preciosas!!! ^^

    ResponderEliminar
  5. Hola! pues al principio estaba curiosa por esta trilogía, pero he visto cosas que no me tiran del todo... y tengo tantos libros, que al final dejaré de lado estos libros =S
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A mí los dos primeros libros me gustaron, pero también me decepcionaron un poco. Este tercero es fantástico.
      Un beso

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!